Sin perjuicios a vecinos que dejarán de pertenecer a Mérida: Catastro

0
24

La Ley Orgánica de los Municipios de Yucatán es el sustento legal que da certidumbre a la geografía de las 106 demarcaciones en que se divide el estado, para lo cual se utilizan meridianos y paralelos, señala la maestra Aura Loza Álvarez, directora del Catastro Municipal de Mérida, al referirse a los reordenamientos territoriales que ha experimentado la capital yucateca.

Ayer publicamos que, según trascendió en el Congreso estatal, Mérida cedió a Progreso 1,300 hectáreas de su territorio y en cambio Progreso integró a la capital del estado casi 110 hectáreas luego de convenios suscritos por las comisiones de límites y los cabildos de ambos municipios.

“El uso de paralelos y meridianos puede darnos una demarcación más bien cuadriculada, pero la geografía de cada municipio es caprichosa, así que algunas partes de sus territorios están dentro del territorio vecino”.

“Las ambigüedades en los límites territoriales entre dos municipios causa incertidumbre legal, de prestación de servicios, obligaciones, derechos, etcétera. Las zonas de traslape siempre suponen problemas de esta naturaleza”.

Desde el 27 de marzo de 2012 en el Diario Oficial se publica la Ley para la Solución de Conflictos Intermunicipales, la cual establece que los convenios son la vía para establecer los límites geográficos de un municipio a otro.

El proceso se inicia cuando ambas partes manifiestan su deseo de solucionar este problema y para ello se comprometen a crear las “Comisiones de Límites”, una por ayuntamiento, las cuales realizan los trabajos técnicos y de análisis que el caso amerita.

La idea esencial al establecer los límites geográficos parte del criterio de que ningún ejido, terreno particular, zona residencial o desarrollo inmobiliario tenga que dividirse, prevaleciendo en todo caso la premisa que los mencionados espacios serán parte del municipio en el que se encuentre la porción más grande del mismo.

En el caso de Mérida y Progreso, el fraccionamiento Misnebalam II presentaba una pequeña porción del mismo dentro de la territorialidad de la capital yucateca, pero con el convenio pactado ahora la totalidad de la segunda etapa del fraccionamiento se ubica en la demarcación de Progreso. El fraccionamiento Misnebalam I se queda dentro de Mérida.

Los terrenos ejidales de la zona complementan la demarcación territorial. En total, Mérida entregó 1,200.78 hectáreas mientras que Progreso hizo lo propio con 109.39 hectáreas, el “canje” depende ahora del visto bueno del Congreso del Estado.

“No hay cambios de nomenclaturas, se conservan las mismas, los ayuntamientos intercambian los expedientes de los catastros y se generan las nuevas cédulas”, indicó la funcionaria.

“Los propietarios no pagan nada por este hecho, no se cambian los valores catastrales, tiene garantizados los derechos adquiridos sobre sus propiedades, cualquier cambio en las escrituras se dará hasta el momento que el interesado decida hacer algún movimiento sobre la propiedad (vender, donar, fraccionar, etcétera) y con la cédula catastral nueva el trámite no tiene costo por tratarse de un ordenamiento oficial”, explicó.

Mérida colinda con 12 municipios. Con dos de ellos, Kanasín y Umán, ya hubo reordenamientos limítrofes.

En el caso de Kanasín y Mérida, más de 5,000 expedientes catastrales cambiaron de un municipio a otro. Progreso, Tecoh y Abalá son los acuerdos más próximos a aplicarse. Quedan pendientes los procesos con Chicxulub Pueblo y Timucuy.

La funcionaria destacó que en el caso de estos dos últimos municipios, los procesos fueron más fáciles y rápidos, toda vez que las demarcaciones están deshabitadas y se sujetan a la geografía de los ejidos colindantes.

Actualmente Mérida y Tixkokob acaban de constituir sus respectivas comisiones. Hay la invitación del Ayuntamiento de Mérida a Conkal, Yaxkukul y Ucú para generar las suyas.

Límites/ Mérida y Progreso

La directora del Catastro de Mérida aclaró cuestiones sobre la cesión de territorio.

El predial

Respecto al predial, subrayó que muchos terrenos limítrofes con Progreso son ejidales y no pagan ese impuesto. De igual forma, la mayor parte del fraccionamiento Misnebalam II siempre ha estado en Progreso, la integración al vecino municipio de la pequeña parte del fraccionamiento que se ubicaba en Mérida no representa mayor impacto a las finanzas municipales por este concepto a la capital yucateca.

Trámites municipales

“Ya con la nueva demarcación territorial los pagos de predial, solicitud de servicios y otros trámites se harán ante las autoridades del ayuntamiento respectivo”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here