Exalcaldes con la soga en el cuello: uno debe devolver $13 millones

0
108

El reciente caso de desvío de recursos públicos en Chichimilá, denunciado en el Congreso por la diputada María de los Milagros Romero Bastarrachea, representa apenas un eslabón de una larga cadena de hechos de corrupción en municipios yucatecos.

En esa comunidad del oriente del Estado, de acuerdo con la legisladora, el alcalde Samuel Uc Poot tomó ilegalmente más de dos millones de pesos del erario que se comprometió a devolver ante el Cabildo, pero no cumplió.

El asunto ya está bajo investigación de la Fiscalía Especializada en Combate a la Corrupción y la Auditoría Superior del Estado de Yucatán (ASEY), según anunciaron sus respectivos titulares.

Otros expedientes en fila

Sin embargo, en “cola” hay otros casos que atienden ambas instancias por irregularidades atribuidas a autoridades municipales, sobre todo de anteriores administraciones. Y hasta ahora no se conocen, más que en el papel, acciones concretas contra los acusados.

Dos de los expedientes más notorios corresponden a los alcaldes de Tecoh y de Tekax en el trienio 2015-2018, Joel Isaac Achach Díaz y Josué Manancé Couoh Tzec, respectivamente.

Ambos exediles se enfrentan a denuncias ante la Fiscalía Anticorrupción, que encabeza José Enrique Goff Ailloud.

Obra fantasma y empresa fantasma

Achach Díaz también tiene una demanda en su contra ante la Fiscalía General de la República (FGR),  por una obra fantasma pagada con recursos federales a una empresa también fantasma.

Es quien aparentemente tiene más la soga en el cuello, pues los dictámenes de la ASEY sobre la cuenta pública de Tecoh en 2017 y 2018 indican que hay más de 13 millones de pesos con carácter resarcitorio, es decir, que se deben devolver al  erario o compensar al municipio.

Súbito altruismo tras la tormenta

Couoh Tzec es acusado de malversar más de 200 millones de pesos y hace unas semanas reapareció públicamente, como promotor de ayuda a los damnificados de la tormenta tropical “Cristóbal”.

A casi dos años de que dejó el Ayuntamiento de Tekax, la impunidad parece rodearlo.

Demanda penal contra cuatro exfuncionarios

En cuanto a Tecoh, el actual primer regidor, Felipe Audomaro May Itzá, lanzó hace unas semanas una “papa caliente” a la Fiscalía Anticorrupción al acusar a Achach Díaz y a tres de sus excolaboradores:  María Beatriz Chi Tun, Leandro Humberto Estrella Cocom y José Jorge Garnica Alcaraz, quienes se desempeñaron como síndica, secretario y tesorero del Ayuntamiento 2015-2018.

Documentación incompleta y con sorpresas

May Itzá indica que después de la entrega-recepción en septiembre de 2018 procedió a revisar los documentos que recibió de su antecesor y sólo encontró los que amparan los egresos del 1 de enero de 2017 al 31 de agosto de 2018. Faltaban los correspondientes al período del 1 de septiembre de 2015 al 31 de diciembre del 2016.

Al analizar la documentación disponible halló pagos efectuados a un mismo grupo de proveedores de bienes y servicios “que por su periodicidad mensual y monto llamaron la atención, aunado a que su actividad preponderante es distinta a los conceptos facturadoslo que me permite inferir que se trata de operaciones irregulares o simuladas”.

Un negocio entre hermanos

El primer regidor cita un caso específico, el de la proveedora Juana Garnica Alcaraz,  dueña de un taller mecánico en Mérida.

“Se constataron dos elementos adicionales que pudieran constituir un delito, ya que existe un conflicto de intereses al determinar con actas del Registro Civil que la mencionada es pariente colateral en segundo grado por consanguineidad (hermanos) del tesorero José Jorge Garnica Alcaraz”, añade.

Esa misma irregularidad fue señalada por la Auditoría Superior en sus observaciones a la cuenta pública de 2017. En la relación se detallan los múltiples pagos a esa proveedora, que fueron concretadas por su propio hermano.

Se adelantaban a las fallas y pagaban

El alcalde de Tecoh cita en su denuncia que analizó a profundidad cada cheque expedido, las pólizas contables y cada factura emitidas por concepto de refacciones, reparaciones y mantenimiento de vehículos del Ayuntamiento.

“En el cotejo de la fecha de expedición del pago se comprobó que el tesorero en funciones expedía un cheque de manera anticipada por elevadas cantidades que variaban de 30,000 a 80,000 pesos”, prosigue. “Esta acción la realizaba de manera reiterada en los primeros días de cada mes sin haberse recibido el bien o el servicio”.

“Por esta razón se fundamenta y determina que estas operaciones son presuntamente simuladas, debido a que al momento de hacer los pagos no se conocía si algún vehículo tendría algún desperfecto”.

Facturas con minutos de diferencia

Para justificar estas erogaciones, al final de cada mes, en un solo día, la proveedora emitía varias facturas con folios consecutivos hasta que “cuadrara” la cantidad que recibió al principio del mes.

Otro elemento que salta a la vista son los números consecutivos de las facturas emitidas, en la misma fecha y hora con solo unos minutos de diferencia.

Un ejemplo, subraya el presidente municipal, es el siguiente: resulta improbable que se le hayan realizado reparaciones a la camioneta Urvan 350 placas YZG-7219 por $100,467.02 si este vehículo ya estaba de baja desde el 4 de mayo de ese año, como consta en el acta de Cabildo número 74.

Escaneo hasta por una llanta

“Entre los servicios y reparaciones más recurrentes que se mencionan en las facturas encontramos servicios de grúa al municipio de Tecoh, escaneo por computadora (hasta por una llanta ponchada), lavado de inyectores, lavado de tanques de gasolina y reparación de accesorios.

A final de cuentas, la ASEY determinó que en el caso particular de la proveedora Juana Garnica Alcaraz se deben resarcir a la tesorería municipal $530,000 del año fiscal 2016, $529,999.99 del ejercicio 2017 y $399,000 del ejercicio 2018.

Vendrán más denuncias

El primer concejal anticipa que “otros proveedores” serán denunciados en su momento ante la Fiscalía Especializada en Combate a la Corrupción.

Amplio menú de observaciones

En general, entre las observaciones de la ASEY figuran contratos asignados en forma irregular, pagos a personal por medio de gente sin vínculos con el Ayuntamiento y omisiones y otras faltas en la retención de impuestos.

También hay evidencias de empresas que facturaban bienes y servicios no prestados y de la extraña desaparición de una camioneta utilizada como unidad de traslado.

En las observaciones de la cuenta pública de 2018 la autoridad revisora menciona más de $4 millones con carácter resarcitorio. Sumando la cantidad de 2017 el total se eleva a más de $13 millones.

En las últimas semanas Achach Díaz ha estado muy activo de nuevo en la política de Tecoh, principalmente en actividades convocadas por la diputada priista Karla Franco Blanco.

Incluso, tras el paso de la tormenta tropical “Cristóbal” recorrió la población con la legisladora, en visitas a los damnificados.

El exalcalde de Tecoh Joel Isaac Achach Díaz en un festejo por el Día del Niño en 2018, apenas unos meses antes de que terminara su gestión en la Comuna.

Similar, pero más cuantioso

La situación en Tekax tiene similitudes en algunos aspectos con la de Tecoh, pero rebasa los montos de los presuntos desvíos, como detallaremos en próxima entrega.

Ambos casos están ya en manos de la Fiscalía que encabeza Goff Ailloud, lo mismo que otros hechos en los que se señalan actos de corrupción.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here