Elimina la papada sin cirugía

0
563

¿Sabías que cerca del 60% de las mujeres y más del 40% de los hombres entre 30 y 60 años están preocupados por el aspecto de su papada? Hasta hace poco, la liposucción era el método más habitual para eliminar el antiestético doble mentón, pero ahora es posible eliminar la papada sin cirugía o con cirugía mínimamente invasiva gracias a los avances de la medicina y cirugía estética.

¿Por qué aparece la papada?

Hay varias causas que provocan la aparición de la papada. La primera está relacionada con la edad. Al envejecer, se produce un descenso una redistribución de la grasa en el rostro, acumulándose los depósitos grasos en la parte inferior de la barbilla. También puede producirse debido al descolgamiento de la piel, provocado principalmente por factores genéticos o a un descenso rápido de peso. En el caso de los cambios de peso, la dieta y el ejercicio no suelen ser efectivos para eliminar la grasa acumulada en la papada.

¿Cómo intenta la gente disimular la papada?

Generalmente, antes de acudir a la medicina o a la cirugía estética, los pacientes tratan de disimular de distintos modos la papada. En algunos casos, especialmente las mujeres, se trata de disimular mediante el uso de bufandas, pañuelos o joyería. En los hombres es habitual dejarse crecer la barba para disimular la papada. Además, empiezan a adquirir hábitos posicionales, tratando de mantener en todo momento la cabeza y el cuello erguidos y no mirar hacia abajo, especialmente cuando se trata de hacerse una foto.

Tratamientos para eliminar la papada sin cirugía

Los pacientes con problemas de papada suelen preocuparse especialmente por la seguridad, el coste y los resultados de los tratamientos. En general tienen miedo de realizarse tratamientos invasivos, que puedan ser dolorosos o que tengan un pos-operatorio complicado. En otros casos, no se ve como un problema urgente o, simplemente, se desconoce la existencia de tratamientos para eliminar el doble mentón.

La liposucción es aún uno de los tratamientos más utilizados y más efectivos para eliminar la papada y, realizado por un equipo médico de especialistas en un centro autorizado como Clínicas Massana, puedes obtener unos resultados muy buenos con la máxima seguridad.

Sin embargo, si prefieres otros tratamientos menos invasivos, puedes encontrar diferentes alternativas que serán más o menos adecuadas en función de tu caso personal. Aquí enumeramos algunas de ellas:

Lipoláser

Se trata de una técnica mínimamente invasiva y de alta precisión a través de la cual es posible eliminar grasa localizada en zonas muy específicas, como la papada. Actúa activando el metabolismo de las células grasas, de modo que se facilita su expulsión del organismo. Es menos agresiva que la liposucción y tiene una recuperación muy rápida.

Criolipólisis

Se trata de una técnica basada en la aplicación de frío durante un tiempo determinado en la papada para destruir las celulas grasas y eliminar así la grasa acumulada. Es un método selectivo y no invasivo. En este caso es el propio organismo el que se encarga de eliminar los adipocitos congelados en un período entre 2 a 6 semanas. Es además un tratamiento que previene la acumulación futura de grasa en la papada.

Velasmooth 

El tratamiento con Velasmooth combina la radiofrecuencia con energía lumínica, rodillos y terapia de vacío para disolver el tejido graso y reducir el volumen de zonas concretas del cuerpo y también del rostro, por lo que puede utilizarse también para reducir la papada. La combinación de Velasmooth con otros tratamientos, como la mesoterapia facial, ayuda a multiplicar sus efectos y a conseguir resultados mucho más definidos.

Si tienes dudas sobre cualquier tratamiento estético, no dudes en consultarnos. Acércate a los especialistas del portal Medicina Estética en Mérida.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here