Serían necesarias tres cárceles más en Puebla para disminuir hacinamiento

0
61

En el estado de Puebla se necesitan construir tres Centros de Reinserción Social más, uno para que disminuya el hacinamiento en el penal de San Miguel y dos para sustituir a los de Cholula Tehuacán, para que vaya a la baja la sobrepoblación de San Miguel se necesitan mil 700 millones de pesos y se plantea arrancar con la obra a finales de este año, informó el gobernador Luis Miguel Barbosa Huerta.

En conferencia de prensa virtual, el mandatario fue cuestionado por el Diagnóstico Nacional de Supervisión Penitenciaria (DNSP) que emitió la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), pues ubicó a Puebla con una calificación reprobatoria por deficiencia al interior de los penales.

Ante esta información, Barbosa Huerta, aceptó que los centros penitenciarios están reprobados, pero no sólo en el estado de Puebla, sino en todo el país, en su opinión, no son de rehabilitación social, sino de reclusión social y considera que la CNDH no debería de analizar la situación que ya existe, sino las causas para resolverlo. 

En suma, comentó que los gastos que hace un gobierno para las cárceles son muy altos, pues deben de invertir en psicólogos, comida, tecnología, en la mejora de las instalaciones, en custodios y en seguridad, ya que en muchos de los casos se han dado cuenta que los reos son los que controlan estos espacios. En este último punto, dijo que esto se debió a la corrupción que dejaron crecer administraciones pasadas

“Nosotros tenemos tres reclusorios estatales, San Miguel que es el que está sobrepoblado al extremo, Tepexi de Rodríguez que es el mejor que tenemos y Ciudad Serdán, pero también los regionales que es Tehuacán, Huauchinango y Cholula. Más 11 o 13 reclusorios distritales. ¿Qué fenómenos nos encontramos? Pues el control de los internos sobre la vida de los reclusorios derivado de corrupción y delincuencia”, comentó.

Agregó que en Puebla se necesitan construir dos Ceresos más, uno que divida la población de San Miguel y otros que sustituyan al de Cholula y al de Tehuacán; para la baja de hacinamiento en San Miguel se necesitan mil 700 millones de pesos y prevé que la obra arranque antes de concluir el 2021. 

“Estamos ubicando los terrenos en donde construirlos, no va ser dividir a San Miguel en San Miguel, sino que será otro reclusorio, hoy San Miguel tiene más de 4 mil reclusos cuando es para 2 mil y fracción, entonces la CNDH hace su labor, debiera ser un mundo feliz (…) debería de haber mayor intercambio de fondos, los reclusorios de Puebla tienen al menos mil delincuentes con delitos federales y no hay reclusorios federales, eso también lo debería de decir la CNDH”, concluyó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here