Robo permanente de gas alarma a vecinos de la Jorge Murad

0
192

Por Felipe Espíndola

Las constantes fugas de gas provocadas por presuntos “huachigaseros” en los ductos que circundan la colonia Jorge Murad, han despertado preocupación y temor entre los habitantes, quienes describen esta problemática como una bomba del tiempo de la que temen, llegue a cobrar vidas.

Rodeada de sus pequeños nietos, la señora María Esther -que vive a media calle de donde se registró la reciente fuga- refleja en su rostro la preocupación de saber que estas tomas clandestinas pueden desatar un siniestro mayor en el que cientos de familias pueden resultar perjudicadas.

Aunado al temor la invade el enojo de saber qué hay quienes “en busca de una vida fácil, se dedican al robo de gas, exponiendo la vida de otras personas como niños y personas de la tercera edad que viven en la colonia”, comenta.

Esther recordó que esta no es la primera vez que sucede una movilización por parte de Seguridad Física de Pemex y Protección Civil para controlar una fuga de gas en las tomas clandestinas, por lo que su preocupación es que, al no erradicarse de fondo estas situaciones, en algún momento puedan alcanzar al jardín de niños, primaria, secundaria y el Colegio de Bachilleres que están dentro de la zona.

En su caso, comenta, sus padres están enfermos por lo que ya planea llevarlos a la casa de otro familiar pues teme no poder evacuarlos a tiempo en caso de que se repita algo similar, sin embargo, reconoció que no todos tienen la posibilidad de moverse a otros domicilios y no les queda más que seguir viviendo a la expectativa de que suceda una catástrofe.

Ante este panorama de incertidumbre, pidió a las autoridades mejorar los protocolos de seguridad y reforzar la vigilancia en los ductos que se han convertido en focos rojos de peligro e inseguridad.

A esta voz se sumó la de Erik quien tiene su negocio contra esquina de donde sucedió el descubrimiento del “huachitunel”. Recordó que el año pasado, el 13 de septiembre, una fuga de gas también provocó el desalojo de casi dos mil familias y aseguró que, debido a que un alto índice de personas de la tercera edad vive en la colonia, muchos de ellos no pudieron evacuar a tiempo y prefirieron quedarse en sus viviendas con la esperanza de que no les pasara nada.

A la par destaca la falta de conocimientos entre la población de los protocolos a seguir ante estas contingencias, pues consideraron que no se les da la información precisa para poder reaccionar de manera efectiva.

Muestra de lo anterior fue una vecina, que, ante la falta de estufa prendió una fogata afuera de su casa -la cual se encuentra a una calle de donde se realizó la movilización- y minutos después la apagó al recordar el siniestro que horas antes había sucedido.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here