La cámara hiperbárica, una terapia beneficiosa para nuestra salud

0
528

¿Qué sucede estando dentro de una cámara hiperbárica? Al introducirnos en una de estas cámaras conseguimos un aumento importante del transporte de oxígeno, llegando a aquellas áreas del organismo que estén en hipoxia (falta de oxígeno) y que no pueda ser corregida de otra manera, aumentando hasta ocho veces el número de células madre (o células progenitoras) circulantes en el cuerpo del paciente, las cuales, según los investigadores, son cruciales para la reparación de las lesiones.

Las áreas con hipoxia se benefician de este oxígeno y pueden poner en marcha la mejora de las rutas metabólicas y aquellos mecanismos fisiológicos deprimidos.

Cuando entramos en una de estas cámaras, respiramos oxígeno puro a una presión por encima de 1.4 ATA, ¿qué conseguimos? Pues según la Ley de Henry, un incremento importante del oxígeno disuelto en el plasma. Para hacernos una idea de este incremento, debemos pensar que cuando respiramos aire la Presión Parcial de Oxígeno (PpO2) en sangre arterial es de unos 90 mm de Hg. Pues bien, cuando respiramos oxígeno puro durante el tratamiento en cámara hiperbárica, esta PpO2 puede llegar a ser de hasta 2000 – 2400 mm de Hg a 3 ATA. Siendo un arma importante para la mejora de nuestra salud.

A continuación te presentamos la siguiente lista de las razones para las que está indicada la cámara hiperbárica.

Indicaciones:

  • Lesiones por radiación.
  • Colgajos, injertos, implantes en riesgo.
  • Necrosis ósea aséptica.
  • Quemaduras térmicas.
  • Cicatrización en lesiones refractarias.
  • Patología infecciosa. Generalidades. Infecciones bacterianas.
  • Infecciones virales.
  • Osteomielitis.
  • Isquemias periféricas traumáticas agudas.
  • Absceso intracraneano.
  • Pie diabético.
  • Infecciones producidas por hongos: mucormicosis, aspergilosis, actinomicosis.
  • Hipoxia: fisiopatología y vías de corrección.
  • Hiperoxia: estrés oxidativo. Apoptosis.
  • Hiperoxia. El sistema inmune. Reacciones inmunes en OHB y en el buceo.
  • Congelamiento, pie de trinchera.
  • Intoxicación por monóxido de carbono.
  • Síndrome neurológico tardío postintoxicación por CO.
  • Intoxicación por cianuro.
  • Síndrome de lesión por inhalación de humo.
  • Sordera súbita.
  • Anemia aguda excepcional.
  • Enfermedad por descompresión.
  • Embolismo aéreo.

Descripción:

Existen dos tipos de cámaras hiperbáricas: monoplaza y multiplaza. Y dos son las diferencias más importantes entre ellas:

Una es el tamaño y por lo tanto la capacidad para tratar personas en una misma sesión. Las cámaras multiplaza, como su propio nombre indica son aptas para procurar tratamiento a varias personas simultáneamente. En cambio, las monoplaza son tratamientos totalmente individualizados y sólo una persona podrá acceder a la cámara por sesión (salvo en el caso de menores que pueden entrar acompañados de un adulto).

La otra diferencia importante radica en cuál es la forma en que se presuriza la cámara. Las cámaras multiplaza alcanzan la presión deseada con aire y el usuario recibe el oxígeno a través de mascarillas o casco. En el caso de las cámaras monoplaza la presurización se obtiene directamente con oxígeno puro, por lo que no es necesario utilizar ningún tipo de accesorio para respirar el oxígeno. El usuario se ve envuelto desde el principio con oxígeno de máxima pureza.

Si tienes dudas o requieres mayor información, acércate a los especialistas del portal Cámara hiperbarica en Mérida.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here