El ultrasonido mamario: una valiosa herramienta

0
423

A fin de brindar un diagnóstico oportuno y la detección temprana del cáncer de mama, la medicina cuenta con la tecnología de vanguardia en equipos de diagnóstico para brindar un análisis completo y minucioso de la mama, a través de estudios de imagen, con una evaluación integral clínico – imagenológica, y cuando así se requiere, se realizan procedimientos especiales de intervención como biopsias percutáneas y/o marcajes preoperatorios.

 

Existen varias modalidades de imagen que ayudan a detectar enfermedades mamarias en la mujer, tanto tumores benignos y malignos, entre otros. Aunque la mamografía sigue siendo el estándar de oro en el diagnóstico temprano del cáncer de mama, el ultrasonido ha ganado cada vez más espacio en el diagnóstico de esta enfermedad.

 

El ultrasonido de mama, también conocido como ecografía, es un estudio seguro, no invasivo, de bajo costo, que se utiliza en casos especiales en los que la mamografía no ofrece alta sensibilidad  y certeza, como es el caso de las mamas densas.

 

Permite aumentar la especificidad en el diagnóstico en las mujeres que tienen una mama densa y en todas aquellas que presentan una anormalidad palpable o que existe una alteración mamográfica sospechosa, porque nos demuestra con claridad todos los diferentes tejidos que componen la mama y es muy sencillo diferenciar una masa sólida de una masa quística (líquido) y así evitar una biopsia innecesaria. El ultrasonido además, tiene la ventaja de no utilizar radiación ionizante ya que trabaja mediante ondas de sonido de baja frecuencia.

 

¿Para qué sirve el ultrasonido?

 

Para estudiar cualquier síntoma relacionado con la mama  como anormalidades palpables en el seno, cambios en la piel o secreción anormal por el pezón.

El ultrasonido es el estudio de primera elección en toda mujer menor de 35 años que tenga alguna masa palpable o algún cambio clínico de preocupación en la mama. En ocasiones, puede ser el único estudio necesario para hacer un diagnóstico certero en la paciente joven, porque su especificidad es muy alta.

 

En cambio, las mujeres mayores de 40 años requieren siempre la mamografía porque el 70 por ciento de los cánceres son visibles primero con este método y si existe algún hallazgo perceptible en la mamografía (ó palpable), se les incluye ultrasonido para aumentar la especificidad en el diagnóstico y visualizar otras estructuras que son mejor visualizadas con este método, como son los ganglios linfáticos axilares. Además, existe un porcentaje bajo de cánceres que no son evidentes en la mamografía, por lo que el ultrasonido aumenta la sensibilidad diagnóstica de la mamografía, más no la reemplaza nunca y tampoco al examen clínico de la mama.

 

Algunos beneficios del ultrasonido

 

  • No utiliza radiación ionizante.
  • El ultrasonido no es invasivo (sin agujas o inyecciones).
  • Es un método sencillo, seguro  y de bajo costo.
  • Proporciona una imagen clara de todos los tejidos que componen la mama.
  • Ayuda a mejorar la especificidad de la mamografía.
  • Es excelente guía para realizar biopsias percutáneas de lesiones no palpables.

¿Quiénes deben acudir al Centro de Imagen Diagnóstica de Mama?

  • Todas las mujeres sanas mayores de 40 años que deseen realizarse la revisión anual.
  • Mujeres  de cualquier edad que tengan un síntoma o signo clínico relacionado con la mama.
  • Mujeres que tengan historia familiar de riesgo de cáncer de mama.

 

 

Si tienes dudas o requieres mayor información, acércate a los especialistas del portal Ultrasonido en Mérida.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here