Aumenta la miopía en niños por el uso de dispositivos electrónicos

0
391

Según la Organización Mundial de la Salud se estima que 19 millones de niños en todo el mundo sufren discapacidad visual, siendo los errores de refracción la causa principal en el 63% de los casos.

La miopía es uno de los errores de refracción más comunes. De hecho, se ha convertido en un problema de Salud Pública a nivel mundial, con tasas de prevalencia en constante aumento que indican que, para el año 2050, el 50% de la población será miope.

Un trabajo llevado a cabo por investigadores de la Universidad Europea se convierte en el primero que se realiza en España en niños entre 5 y 7 años y permite disponer de datos de prevalencia de miopía en esa población, así como relacionarla con el número de horas que emplean dispositivos electrónicos, lo que resulta clave en opinión de los investigadores, «dado que conocer y corregir los errores refractivos en edades tempranas es de vital importancia, ya que los problemas de visión no resueltos tienen un gran impacto en la calidad de vida del niño y en su desarrollo educativo».

El estilo de vida, clave en el desarrollo de miopía

En relación con los estilos de vida de una muestra estudiada, los resultados revelan que los niños emplean dispositivos como tabletas, celulares, computadoras o consolas durante una media de una hora y 20 minutos al día, a los que se suma la hora y 23 minutos que dedican a ver la televisión y los 51 que dedican a leer. Estos datos cobran especial relevancia si se tiene en cuenta que algunos estudios han determinado que existe un riesgo moderado de convertirse en miopes para aquellos niños que pasan más de dos horas realizando tareas en visión de cerca (además de las empleadas en el colegio).

Además, el equipo de la Universidad Europea ha observado cómo el 30% de los niños pasa más de dos horas diarias con dispositivos digitales, porcentaje que se eleva al 33% en el caso de los miopes. Tal y como destacan los investigadores, «estos datos hacen pensar que el uso prolongado de dispositivos electrónicos podría tener alguna influencia en la aparición de la miopía».

De hecho, el estilo de vida de los niños podría explicar la mayor parte del incremento en el riesgo de padecer miopías altas, ya que «los estudios más recientes parecen demostrar que existe menor incidencia en los menores que pasan más tiempo al aire libre».

Por último, los expertos de esta universidad recomiendan incorporar la influencia de los dispositivos digitales en la evolución de los defectos refractivos en futuros estudios, así como «hacer un seguimiento temporal de las tasas de prevalencia para determinar el incremento que se está produciendo con el fin de poder establecer medidas de prevención».

Si tienes dudas o requieres mayor información, acércate a los especialistas del portal Optometristas en Mérida

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here