Umán, »el sitio ideal» para el nuevo aeropuerto de Mérida

0
23

El municipio de Umán es el lugar ideal para posicionar a Yucatán como polo logístico multimodal de la región para los próximos 100 años, incluyendo la reubicación del aeropuerto de Mérida y esto me lo dijo un experto en la materia hace una década, afirma José Antonio Loret de Mola Gómory, uno de los principales promotores de ese proyecto desde el sector privado.

Ayer informamos que el gobierno federal trabaja en la redacción de las bases de licitación para adjudicar el contrato de construcción y operación de una nueva terminal aérea, bajo el esquema de Asociación Público-Privada, que sustituiría al aeropuerto “Manuel Crescencio Rejón”.

Las bases podrían estar listas este mismo año y las obras comenzarían de inmediato. El costo de éstas ascendería a 10 mil millones de pesos, que provendrían totalmente del sector privado.

Loret de Mola Gómory  reconoce “el liderazgo del gobernador Mauricio Vila Dosal en la tarea de impulsar este plan, ya que ve en él la oportunidad de impulsar las inversiones en el estado y la generación de empleos, dentro de un esquema de sustentabilidad y respeto al medio ambiente”.

Sobre la ubicación del proyecto, relata que hace 10 años encargó un estudio para identificar el mejor lugar para desarrollar un complejo logístico integral “y salieron dos ubicaciones: el municipio de Umán y el norte de Mérida”.

“En lo particular a mí me atrajo muchísimo más Umán, entre otras razones por la disponibilidad de tierra, ya que en el Norte el precio de los terrenos excedía nuestro presupuesto.

“De este modo, y desde entonces, conceptualizamos un proyecto logístico en esa zona, en el cual hemos invertido importantes recursos de tiempo, dinero y esfuerzo para estructurar un proyecto logístico multimodal e industrial

“Simultáneamente visualizamos la importancia de comprar tierra suficiente en ese lugar, por lo que adquirimos dos mil hectáreas de terrenos, algunos ejidales”.

Antes de Umán se decía que ese lugar era Hunucmá o la carretera Mérida-Progreso —comenta Central 9.

—Hoy vivimos una realidad distinta a la que se vivía hace 20 años en Yucatán — responde Loret de Mola—. No quiero ver para atrás ni cuestionar si eso era correcto o incorrecto, sino ver para delante, tomando en cuenta el crecimiento año con año de más de dos dígitos en la cifra de pasajeros en el aeropuerto de Mérida y hacia dónde queremos llegar como estado y como sector productivo. Por esto consideramos a Umán como el lugar ideal.

—Aunque puede ser que alguien en la licitación proponga Hunucmá y que la autoridad diga que esa es la propuesta ganadora —señala el empresario.

¿Exactamente en qué parte de Umán contempla su propuesta para reubicar el aeropuerto de Mérida y abrir el polo logístico?

—No puedo responder a esto. Acuérdese de que voy a competir en una licitación y debo ser muy cuidadoso. Lo más valioso de nuestra propuesta es precisamente la ubicación de nuestros terrenos. Es un elemento casi secreto para mí, aunque sé que algunas personas especulan y fijan posibles lugares, incluso hay documentos que establecen hasta el lugar donde podría hacerse el nuevo aeropuerto.

Entonces, lo que se ve es que desde antes de que salga la licitación de la reubicación de la terminal usted ya tiene dos ventajas importantes: la propiedad de los terrenos y su ubicación.

—¡Claro! y fíjese que estoy dando a conocer mis ventajas antes de tiempo, pero a fin de cuentas no tengo nada que ocultar. Tengan por seguro que con nuestro equipo de gente, muy profesional, estamos cuidando minuciosamente cada uno de los elementos económicos, sociales y políticos, incluso, para responder a la pregunta más importante: ¿por qué un nuevo aeropuerto? —afirma Loret de Mola.

—No obstante, dice, puedo dar una ubicación general. Nuestra propuesta está en Umán, a 13 kilómetros del Periférico, sobre la carretera federal Mérida-Campeche.

¿El Tren Maya pasará junto al nuevo aeropuerto?

—Habrá una estación del tren muy cerca del aeropuerto y puede ser que haya o no un ramal a la nueva terminal. A lo mejor lo pide la autoridad y venga en las bases de la licitación —responde José Antonio Loret de Mola Gómory.

Respecto al aeropuerto, ¿en cuánto se estima la inversión?

—En alrededor de 10,000 millones de pesos, que provendrán de la sumatoria de capitales privados e institucionales; es decir, de fondos de inversión nacionales y extranjeros.

¿Tiene los nombres de estos fondos o continúan en negociaciones?

—Hemos firmado acuerdos de confidencialidad con los administradores de esos fondos para integrar la asociación pública privada, pero creo que en el momento en que el proyecto sea una realidad los nombres saldrán por sí solos.

ASUR, el actual concesionario del aeropuerto, ¿está de acuerdo con la reubicación?

—Esa empresa nos ha dicho que si la decisión es cambiar la ubicación del aeropuerto de Mérida se cuenta con su anuencia y su voluntad para que se haga. Entiende que la actual terminal está en un lugar inadecuado y que causa perjuicios sociales. También entiende las posibilidades de desarrollo económico que traería al estado un nuevo aeropuerto.

—En este sentido reconozco con alegría la buena voluntad mostrada por ASUR para encontrar los caminos jurídicos y financieros para reubicar el aeropuerto de Mérida — afirma José Antonio Loret de Mola Gómory

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here