Piden el regreso al aula

0
38

La Coparmex: No podemos perder otro ciclo escolar

Ante el debate que se abrió en el país sobre si es momento de que los estudiantes regresen a clases presenciales por el bajo aprovechamiento de las clases a distancia que estableció el gobierno federal, el Diario solicitó la opinión de la Coparmex y la Canaco —esta última no respondió—, de la Unión Nacional de Padres de Familia y del SNTE para conocer la postura que tienen sobre esta posibilidad.

A todos se les preguntó lo siguiente:

1) La Secretaría de Educación Pública publicó el 3 de febrero pasado en el Diario Oficial de la Federación el acuerdo para agilizar la reapertura de centros educativos en el país, tomando como base este acuerdo. ¿Cree que Yucatán está en condiciones de regresar a las clases presenciales, si se considera que el 96% de la actividad económica está abierta?

2) La suspensión de clases prolongada afecta al comercio, al transporte público, al consumo en general. ¿Es considerable las pérdidas por falta de clases presenciales?

3) ¿Considera que el regreso a clases sólo debe de ser bajo el color verde del semáforo epidemiológico?

4) Campeche y Chiapas estuvieron a punto de regresar a las clases presenciales y les exigieron actas notariales, evidencias fotográficas de las escuelas, constancia de uso del suelo, seguridad estructural y de protección civil. ¿Considera que es correcta la exigencia de estos requisitos?

5) El gobernador de Chiapas declaró que el regreso a clases presenciales sólo debe de ser en verde y que sea una decisión consensuada entre padres y madres de familia, personal directivo y docente de los centros escolares, ¿es correcto?

6) En este momento no hay clases presenciales en escuelas públicas en ningún estado por la pandemia, ¿Yucatán puede ser el primero si sigue la baja incidencia, la vacunación de sectores de la población, o habría que esperar que llegue al color verde?

La respuesta del presidente de Coparmex Mérida, Fernando Ponce Díaz, a esas preguntas fue:

1) En efecto, no hace mucho sentido que el 96% de la actividad económica esté abierta y las escuelas no, sobre el particular hay un amplio debate a nivel nacional e internacional. Hay posiciones encontradas sobre la seguridad de abrir o no las escuelas; sin embargo, todos coinciden que el daño a la educación ya es mayúsculo y por ende no solo a los usuarios o participantes del sector, sino al desarrollo mismo.

Probablemente sea complejo encontrar las condiciones para abrir todos los niveles educativos en este mismo ciclo escolar; sin embargo, podría intentarse en los niveles de educación media o superior, dado que los alumnos son más propensos a seguir instrucciones y respetar protocolos y medidas.

Lo indispensable es asegurar el regreso a clases al siguiente ciclo escolar, no podemos darnos el lujo de poner en riesgo otro ciclo escolar, y quizá, como Jalisco el buscar el cómo sí.

2) Desde luego que sí, y la afectación va mucho más allá. La afectación económica es clara, tanto para todos los participantes del sector, escuelas, alumnos, padres de familia, proveedores, clientes; es un sector que toca profundamente a la comunidad. En este sentido las pérdidas económicas son catastróficas, se ha perdido una gran parte de la matrícula, la derrama se ha contraído hasta en un 80%, y la prestación de servicios está a punto de perder viabilidad.

Por su puesto, varias escuelas privadas ya cerraron para no volver a abrir. En este mismo rubro ¿cómo podemos ir a trabajar si nuestros hijos están en casa? ¿los deberíamos dejar solos? Necesitamos también los colegios para habilitar a las personas a ir a trabajar.

La otra afectación es más profunda y relevante, no debemos pensar en las escuelas como un mecanismo de crecimiento económico, sino de crecimiento de las capacidades de un país. Hoy, por ejemplo, se lleva al cabo el famoso Consejo Técnico en las escuelas, ¿cuál es el tema a nivel nacional? “El Desarrollo Socio Emocional”, todo el mundo ya está pasando un mal rato, el aprovechamiento ha caído y en resumen, la educación no está siendo útil ni para educar ni para consolidar el estado emocional de los alumnos. El otro tema del Consejo Técnico es: “La Comunicación”, lo más grave del tema es que no es tema, nadie habla de la educación, nadie se atreve a planear o a plantear algo, pareciera que se nos olvidaron nuestros hijos, es increíble que no estemos discutiendo activamente un plan para el regreso a clases para agosto.

Un dato: en la Segunda Guerra Mundial se midió el impacto de la pérdida de clases y el resultado fue catastrófico, es por eso que los países desarrollados dan tanto peso a la educación y todo lo que implica para el desarrollo humano y económico de un país.

3) Definitivamente no. El semáforo es un mecanismo que se estableció para una pandemia de 90 días, no para una de más de un año. En Yucatán por ejemplo la actividad económica está abierta más allá de lo que parecería que permite el semáforo. Lo que debemos buscar es replicar lo que ya aprendimos con la actividad económica para la actividad educativa, una reapertura segura y ordenada. Para eso tenemos que planear y discutir activamente, tenemos que dar el banderazo de salida al siguiente ciclo escolar. ¿tu inscribirías a tu hijo al colegio si ni siquiera sabes si van a haber clases? ¿tu contratarías personal? ¿qué preparativos harías? ¿qué pasa con los útiles, con los libros? Es un sector complejo que debe prepararse y ya estamos tarde.

Si ponemos protocolos, orden y lo hacemos en conciencia, el colegio podría ser un espacio seguro para todos. ¿o es más seguro ir a la clase de taekwondo por la tarde? ¿o pasear a la plaza o al restaurante? ¿porque el colegio es inseguro e ir al Casino no?

4) Existe un marco legal para la operación de cualquier establecimiento, incluida una escuela, es claro. Cualquiera que quiera operar debe cumplir. Ahora bien si se les está solicitando algo fuera de lo normal, debería de legislarse, establecerse y luego exigirse.

Si queremos ejemplos de Estados que tienen un abordaje diferente, basta con ver lo que pasa en Jalisco y en Coahuila, ahí hay agenda educativa, ahí hay intención de educar.

Toda la pandemia ha requerido el establecimiento de protocolos, las escuelas no son espacios diferentes, hay que asegurar la salud y ponernos a educar a nuestros hijos.

5) Pues es básicamente lo que conversamos en la pregunta anterior, el semáforo ya no es referencia. Sin duda debe haber acuerdo en los espacios escolares, y así como se dice que puede decidir un colegio público, ¿porqué un privado no?, ni siquiera les estamos dando la opción.— Continuará Joaquín Chan Caamal

Semáforo Escuelas

¿Habría que esperar que llegue al color verde a Yucatán para reabrir las escuelas?

El caso de Coahuila

6) Ya hay clases presenciales en Coahuila, ahí ya nos ganaron. Ya hay un cómo sí, y en Jalisco ya están trabajando activamente en el tema. Creo que Yucatán no debe precipitarse a abrir, pero sí debe sentarse a diseñar el regreso de agosto ya, no podemos esperar al semáforo, eso ya no es referencia.

¿Cómo le explicas a un estudiante que es más seguro un casino donde van personas vulnerables y que no es seguro el colegio? Nos hemos caracterizado en Yucatán por hacer las cosas bien, en este rubro todo el país se ha caracterizado por no hacer nada, incluidos nosotros.

Lo que no recordó el dirigente empresarial, es que la mayor cantidad de alumnos son menores de edad y no asisten al casino

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here