Obstáculos en la vía

0
62

Refuerzos en la zona sur por la caída de postes

Árboles caídos, postes quebrados y calles encharcadas fueron el saldo de “Grace” a su paso por Mérida.

En la ciudad, los vientos de la tormenta comenzaron a sentirse a la una de la tarde, pero fue una hora después cuando las ráfagas aumentaron su intensidad.

Para las tres de la tarde ya había árboles caídos en la avenida Quetzalcóatl (frente a un supermercado), en Circuito Colonias a la altura del deportivo Kukulcán, en la avenida Pedagógica, en la colonia Azcorra, los Vergeles, Ciudad Industrial, San Marcos Sustentable…

Cerca de Plaza Oriente una luminaria sucumbió ante los vientos, mientras que en la entrada de la zona del Aquaparque cayeron árbol y poste de alumbrado público al mismo tiempo.

Para esa hora varios sectores del Sur y Oriente se habían quedado sin energía eléctrica e internet, en algunos casos la luz se fue desde la 1 p. m.

En San José Vergel un árbol cayó y no llegó al suelo, pues quedó sostenido por los cables de luz, mientras que en la calle 14 con 27-B de Paseos de Vergel un árbol cayó, tirando a su vez una barda y quebrando un poste de teléfonos.

Bomberos y policías estatales recorrieron varias calles para retirar troncos y ramas que obstruían la vía pública.

A pesar de los pronósticos de lluvia desde la mañana por la proximidad del huracán “Grace”, que se degradó a tormenta tropical, la ciudad solo amaneció nublada.

A las siete de la mañana, dos horas después de que la tormenta tocara tierra al sur de Tulum, Mérida estaba tranquila con poca gente circulando en las calles.

Avenidas como la Fidel Velázquez, Quetzalcóatl y Calle 69, que a esa hora normalmente están atiborradas de tránsito, estaba semivacías, aunque sí se vieron taxis y autobuses de transporte público por ahí. Circuito Colonias, de la Fidel Velázquez a la 50 Sur, también tuvo poco movimiento vehicular.

Salvo por las farmacias, consultorios, supermercados, tiendas de abarrotes y algunas fruterías y carnecerías, los demás negocios no abrieron sus puertas.

A las nueve de la mañana, los estacionamientos de Plaza Oriente y Plaza Kukulcán estaban vacíos. Las gasolineras, al menos las de la zona oriente, tuvieron poco movimiento.

Por la fuente maya solo abrieron una tienda de conveniencia, una pastelería y farmacias, no así los demás negocios, incluyendo dos que venden pollos asados.

En la avenida Pedagógica, en las primeras horas la mayoría de los locales comerciales estuvo cerrada. Conforme avanzaron las horas y sin ninguna gota de lluvia, algunos negocios comenzaron a abrir.

En la calle, frente a un jardín de niños, un puesto callejero de tortas laboró con normalidad, al igual que un negocio de tortas de cochinita y lechón al horno, donde incluso había fila.

Donde sí hubo mucho movimiento de personas fue en la avenida 86, en el sur de la ciudad. Allí se vio a gente entre las 9 y 10 de la mañana haciendo fila en pollerías, fruterías y carnicerías.

Mototaxis, vehículos, bicicletas y gente a pie se vio transitar con normalidad en la zona conocida como Paso Texas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here