Maestros hablan de los retos que deja la pandemia

0
52

El 15 de mayo 1918, por decreto del presidente Venustiano Carranza se celebró por primera vez el Día del Maestro en el país, efeméride que años después coincidió con la fiesta del santo Juan Bautista de la Salle, nombrado patrono de los educadores por el papa Pío XII.

Han pasado 103 años de aquella primera celebración y con ello han ocurrido muchos cambios. Hoy, en el contexto de la pandemia, la educación nuevamente experimenta algunos ajustes y quien mejor que los profesores hablen de lo que han vivido desde que eran estudiantes hasta ahora.

Pilar del Rosario Dávila Cetina, maestra de matemáticas en el Colegio de Bachilleres de Kanasín, señala que antes no solo se le podía exigir un poco más a los alumnos, sino que también había más respeto a la figura del maestro.

La docente, quien recuerda con especial cariño a su profesora Lucy, de sexto de primaria, lamenta que en los últimos años, el papel del maestro como que se ha minimizado. “Ahora el niño o chico nos ve como si estuviéramos en guerra, no puede haber la más mínima llamada de atención o regaño o comentario porque ya interviene el papá”.

Marvel lanza el primer tráiler de ‘Shang-Chi y la leyenda de los diez anillos’

Ella, quien estudió la Licenciatura en Educación en la Uady, indica que la actitud de los estudiantes ha cambiado no así su capacidad. “La actitud del joven es lo que ahora nos cuesta un poco más de trabajo”.

También reconoce que la profesión ha cambiado. “Mi forma de enseñar ya no puede ser la tradicional a cuando empecé o aprendí. Ahora tenemos que buscar la forma de interesarlos (a los estudiantes), con plataformas u otros medios digitales”.

En ese sentido, dice, la pandemia sirvió para que los maestros comiencen a utilizar herramientas a las que antes no les daban importancia, pero que son de mucha utilidad, y que justo el reto al regresar a clases presenciales será seguir aprovechando esas plataformas.

Óscar Monreal Alfaro, quien acaba de concluir la carrera, señala que ahora que trabaja en el centro de asesorías Evariste Galois, ha notado que el plan de estudio de la Prepa 2, donde estudió hace seis años, no es igual.

“Es un cambio total, no se evalúa de la misma manera a cuando yo estudié. También, con el paso de los años van surgiendo nuevos métodos de aprendizaje. En este momento, vemos justamente los cursos en línea, los webinars… que está en auge, aunque ya existían desde antes, son herramientas que nosotros como maestros podemos utilizar y que los alumnos aprovechan al máximo”, señala Óscar, quien recuerda con cariño a las maestras Martha de la primaria, y Ely Concha de la Preparatoria 2.

Iyiro Gallegos Berzunza, profesor de comunicación personal y métodos de aprendizaje efectivo en la Facultad de Derecho, señala que los principales cambios que ha notado de cuando era estudiante a la actualidad es que los jóvenes de hoy ya casi no investigan.

Visual y colorido

“Las nuevas generaciones están más centradas en lo visual y colorido. Ya no están al 100% capacitados, porque capaces sí son; no están al 100% capacitados para la investigación de lectura crítica. Uno de los principales cambios en las generaciones es que hay que estarles batallando a nivel (…) los chamacos de hora no agarran libros, sino infografías, foto, imagen… y es lo que ponen en la tarea”.

El maestro Iyiro, quien recuerda con especial afecto a su profesor Rodrigo Mendoza, quien le marcaba muchas investigaciones y que lo inspiró a revisar meticulosamente las tareas de sus alumnos, reconoce que las clases cambiaron con la pandemia de Covid.

“Una clase presencial no es la décima parte igual a lo que es en línea. Hay que modificar los contenidos, hay que preparar día tras día la clase”.

En ese sentido, señala que cuando se reanuden las clases presenciales el gran reto será reacostumbrarse al modelo de tareas e investigación local. “Ahorita en pandemia es fácil decir: ‘vamos a abrir una página de internet y vamos a checarlo’, pero cuando ya estemos en las aulas y no tengamos las tecnologías y regresemos a las presentaciones de diapositivas, y estemos cuidando que no estén los celulares prendidos… Readaptarse a la sociabilización de un aula de clase será el gran reto”.

Carolina Martínez Rojas, maestra de nivel preparatoria en la Madison International School, indica que los cambios, desde que era estudiante hasta ahora, han sido muchos.

“Cuando era niña, la relación maestro-alumno era muy fría, muy distante y se le hablaba de usted, conforme fui siendo maestra, sabía que los niños no eran de mi generación a pesar de que yo era muy joven y mis alumnos siempre buscan una identificación con el maestro, que la relación sea estrecha emocionalmente y de manera educativa; es decir que haya mucha cercanía, algo que yo no viví”.

Ella admite que la educación también ha cambiado, pues cuando ella iba a la escuela era aprender de memoria el mapa de México, las fechas, las batallas… ahora ya no tanto, porque en la era de la información si entras a Google lo encuentras, entonces el paradigma de enseñar no es que repítanla información, sino qué hacen con la información y cómo se aproximan”.

En cuanto a los retos al regresar a la presencialidad escolar, la maestra Carolina dice que son varios, empezando con cómo nivelar el avance de los alumnos y cómo subsanar las carencias que tuvieron durante la pandemia.

“Sí hubo alumnos muy aplicados o con muchas habilidades que pudieron aprender por sí mismos y que tuvieron la motivación suficiente para seguir sus estudios a pesar de las condiciones y otros de plano que no, hubo quien tuvo depresión, quien perdió familiares, cuyos padres perdieron el empleo, hubo muchos factores que hicieron que el rendimiento del estudiante disminuyera o de plano no estudiara”.

El chef David Luna Maldonado, director del Instituto Gastronómico de Mérida, entre los cambios que ha notado de cuando estudiaba a la actualidad es que le enseñaron que la gastronomía francesa o la europea era la más importante del mundo.

Chef Maestro

Más de las opiniones del chef David Luna Maldonado, director del Instituto Gastronómico de Mérida.

Comida maya

“Como maestro, no solo como director, quiero inculcarles a los alumnos que la gastronomía maya, la gastronomía de los pueblos antiguos, la mesoamericana como la inca y la guaraní, hay que rescatarla y decirle al mundo que esta gastronomía es tan importante como la europea”.

Enseñanzas

El chef Luna señala que su maestro Fernando Lara, que ahora se encuentra trabajando en Europa, fue quien le enseñó a ser humilde, agradecer y siempre atender al cliente como un familiar; aunque también recuerda con cariño a su maestro de quinto de primaria, Genny Frías, quien le enseñó muchas cosas, pero lo más importante: “amar la vida”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here