La vacunación, mermada

0
119

Una violenta lluvia vespertina que cayó en Mérida a causa del frente frío número 51 afectó el plan de vacunación contra el Covid-19 de adultos mayores de 60 años y más, que en su última jornada oficial tuvo una baja afluencia porque la mayoría de estas personas recibió la primera dosis durante este proceso de inmunización que duró 12 días en la capital yucateca.

Hubo reportes que en el mayor centro de vacunación de la ciudad, el Centro de Convenciones Siglo XXI, la afluencia fue bajísima durante el día al grado que el personal de salud asignado para la aplicación de la vacuna tuvo una jornada con mucho tiempo de ocio ante la falta de beneficiarios.

En otro centro de vacunación, el Cbtis número 95 la gente adulta mayor llegó por goteo, conforme a los horarios de cita y el mes de nacimiento de diciembre, pero también se observó poca afluencia en la jornada.

Incluso los adultos apenas tardaban cinco minutos para la aplicación del biológico y los 30 minutos reglamentarios para verificar si la vacuna causó alguna reacción negativa en ellos. Tardaron de 40 minutos en entrar y salir, lo que fue valorado como un servicio muy bueno.

Quienes fueron en esta duodécima jornada no tuvieron necesidad de formar filas ni la exigencia de que no podían recibir la vacuna porque no les correspondía la hora como fue en los primeros días.

Al contrario, todo aquel que llegó a cualquier hora fue bien recibido en el primer filtro y de inmediato pasó al domo del Cbtis 95, donde se colocaron sillas a una distancia de dos metros una de otra para guardar la sana distancia. La ansiada vacuna se aplicó de inmediato.

Personal del gobierno federal encargado del plan Correcaminos, nombre que lleva la campaña de vacunación contra el Covid-19, informaron que hoy lunes será el último día para la aplicación del biológico a todo aquella persona adulta mayor que no la recibió por algún motivo.

Los 17 centros de vacunación instalados en Mérida funcionarán igual, de 8 de la mañana a 7 de la noche.

Las personas de este segmento de población que no reciban la vacuna contra el Covid-19 en este período tendrán nueva oportunidad de recibirla durante la siguiente fase de vacunación, que es la población de 50 a 59 años de edad.

Fuentes del gobierno federal que trabajan en el plan Correcaminos dijeron que durante la aplicación del biológico para las personas de 50 a 59 años se habilitará un espacio para las personas de 60 años y más que no recibieron la dosis en el período oficial.

Respecto a la vacunación de los profesores, la misma fuente del gobierno federal indicó que todavía no se define la sede de la vacunación, si se mantienen los 17 centros de vacunación de Mérida o se establece una nueva estrategia para que todos los docentes de Yucatán reciban el biológico.

Además, el gobierno federal primero deberá tener todas las dosis en el estado para garantizar que cuando se inicie la campaña todos reciban la primera dosis y no se detenga por falta de vacunas.

“Como se hizo con el plan de vacunación en Mérida, así se hará la de los maestros, primero tienen que estar aquí todas las vacunas y luego empezar a aplicarlas”, comentó el informante.

El último reporte del gobierno del Estado sobre la vacunación de adultos mayores de 60 años y más informa que del 7 de abril pasado hasta el sábado 17 se aplicaron 129,600 dosis a adultos mayores de Mérida, lo que es un 80.6% de la meta.

Dos adultos mayores que recibieron la vacuna en el Cbtis 95 ayer contaron su experiencia.

Elvia Recio Garrido, vecina del fraccionamiento Morelos Fovissste, de 77 años, dijo que recibió un excelente trato del personal que atendió este centro de vacunación. Calculó que tardó unos 45 minutos desde que entró hasta que salió y el personal siempre estuvo atento sobre cómo se sentía después de recibir la dosis.

“La atención fue muy buena, todos muy amables”, dijo. “Solo la pinchada dolió un poquito, pero fue rapidita la atención. Sabía la hora y día en que debía acudir a la vacuna, estaba preparada y lista para la pinchada. Ahora solo estaré pendiente de la segunda vacuna, no nos dijeron la fecha”.

Como toda persona que recibe la dosis, doña Elvia dijo que se siente un poco más protegida, pero no por eso dejará de usar cubrebocas, dejará de guardar la sana distancia y salir con mayor frecuencia a lugares concurridos.

“La gente ya no debe andar sin cubrebocas, debe usarlo por costumbre”, comentó. “Esperemos que no haya más pandemias porque esta veo que ya la están controlando poco a poco. La pasé muy bien encerrada, me dediqué a ver la tele, a costurar, a tejer, hay muchas maneras para entretenerse en la casa”.

Por su parte, Miguel Ángel Covián Cimé, de 63 años y vecino de Vergel III, relató que fue tan rápida la vacuna que no vio que llenen la jeringa ni se fijó que le inyecten el líquido.

“Le pregunté al enfermero si ya me había vacunado y me dijo ‘ya está’”, contó. “Fue tan rápido que ni me fijé ni sentí la pinchada”.

Él tenía cita a las 11 de la mañana y se presentó a las 10 porque pensó que había mucha gente, pero cuando le informó al personal auxiliar le dijeron que pase de una vez.

“No tardé, cuando entré como a los cinco minutos me inyectaron”, relató. “No tuve ninguna reacción, me siento bien, cuando le dije al enfermero que me siento bien dijo que ya podía irme. Hay buena atención, te checan, te preguntan cómo te sientes y están pendientes de ti”.

Campaña Coronavirus

El señor Miguel Ángel Covián Cimé, de 63 años, cuenta su experiencia con la vacunación.

Precavido

El vecino de Vergel III informó que la primera dosis de vacuna lo hace sentirse seguro, pero no porque ya lo vacunaron descuidará las medidas sanitarias como el uso de cubrebocas, la sana distancia, el lavado de manos y el uso de gel antibacterial. Está consciente que si se contagia, puede afectar a su esposa, a sus hijos y sus nietas que viven en su casa.

Familia

“Desde que empezó el Covid me cuido mucho por mis nietos que viven conmigo”, reiteró.

Lluvia

A mitad de la jornada dominical cayó en Mérida un fuerte aguacero que duró casi una hora, tiempo en que dejaron de asistir los adultos mayores y eso se reflejó en una menor demanda de vacunas al final del día.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here