Claves para un retorno seguro a las escuelas

0
42

En el SNTE piden fuerte plan sanitario

Un regreso presencial a las aulas escalonado y gradual, estrecha comunicación entre maestros, padres de familia y directivos, así como observar en todo momento que la salud de los educandos es la prioridad, serán la clave para llevar al cabo el ciclo escolar 2021-2022, señaló Francisco Espinosa Magaña, secretario general de la Sección 33 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE).

Este ciclo tendrá la particularidad de que se realizará de manera híbrida; es decir, en la modalidad presencial en las escuelas y a distancia mediante dispositivos digitales, apuntó.

El líder de los maestros en la localidad subrayó que la voluntad de los padres de familia será determinante para hacer los ajustes adecuados a la estrategia del nuevo curso escolar, pues habrá que ver cuántos estudiantes regresarán a los planteles.

Espinosa Magaña consideró que regresar a la modalidad presencial de manera escalonada y gradual es necesario, pues los procesos de socialización de los niños y adolescentes son pieza clave de su desarrollo; si éstos se pueden dar dentro de una atmósfera de seguridad en cuanto a las medidas sanitarias contra el Covid-19, se estará alcanzando un logro muy importante.

Espinosa Magaña recordó que la Sección 333 del SNTE agrupa a alrededor de 12,000 maestros activos, los cuales durante este mes de agosto preparan el regreso a clases en las escuelas de nivel básico del estado.

Igual recordó que el sindicato trabaja estrechamente con las autoridades educativas para ofrecer a los alumnos las condiciones idóneas para regresar a las aulas, priorizando en todo momento el tema de la seguridad contra el Covid.

Algunos maestros advierten sobre lo estresante que resultará el próximo ciclo escolar que arranca el 30 de agosto, debido a que ahora tendrán que laborar por las mañanas en la modalidad presencial, por las tardes en clases a distancia en la modalidad virtual, y por las noches preparar las clases de la siguiente jornada educativa.

Los maestros se quejan de que no todos los alumnos cuentan con dispositivos móviles para tomar sus clases en línea y los presenciales estarán sujetos a que los padres de familia los envíen a las escuelas.

La queja de los maestros es que un modelo híbrido de estas características los hará trabajar más, estarán sometidos a más presiones y supondrá un desgaste físico y emocional en ellos.

Al respecto, Espinosa Magaña explicó que en un escenario ideal lo adecuado debería ser un sistema híbrido, y simultáneo, donde al mismo tiempo presenciales y a distancia convergen en una clase; sin embargo, siendo realistas, no todas las escuelas cuentan con la infraestructura necesaria que la dote de una adecuada señal de internet que haga esto posible.

El dirigente consideró que la comunicación entre todos los actores del proceso educativo será determinante para hacer llevadero el curso, que los padres que envíen a sus hijos lo hagan asegurándose de que están en condiciones para hacerlo, que los filtros y el acceso se lleven al cabo conforme a lo que la norma establezca y que las clases se brinden en espacios adecuados.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here