Cifras engañosas: Los protocolos de feminicidio, con errores, subrayan

0
113

El colectivo Agenda de las Mujeres por la Igualdad Sustantiva en Yucatán (Amisy) consideró que se han cometido fallas en los protocolos de atención de casos de feminicidios, que a fin de cuentas repercuten en el resultado de los procesos judiciales.

Un recuento de esa agrupación contiene doce casos de feminicidio en 2020, pero Amisy hizo notar que algunos no fueron tipificados como tales por errores atribuidos a las autoridades y en otros no se conoce si se realizó una investigación.

También dijo que cifras oficiales apuntan a una sensible baja de mujeres atendidas por violencia doméstica en clínicas de la Secretaría de Salud en comunidades rurales en 2020.

Sin embargo, señaló que esto último es una noción ficticia, una tergiversación de la realidad.

“Las autoridades están desestimando dos factores importantes de la disminución de las cifras, y no es porque menos mujeres hayan sido golpeadas, sino porque la pandemia las encerró, ya sea porque no pudieron salir a buscar ayuda o porque el cierre de las instituciones de salud por la contingencia impidió que llegaran a recibir asistencia médica que identificara la causa de las lesiones”, enfatizó.

El colectivo dio a conocer su recuento de feminicidios y las estadísticas de la SSA, junto con datos de llamadas de auxilio al número 911, con motivo del Día Internacional de la Mujer, que se conmemoró anteayer.

En la lista de doce feminicidios que documentó en 2020 anexó comentarios sobre el rumbo o desenlace del proceso judicial. Por ejemplo, en el caso de una canadiense asesinada por su esposo, de la misma nacionalidad, el 26 de enero recordó que el feminicida fue llevado al Hospital Psiquiátrico tras su arresto y durante la integración de la carpeta de investigación no se le proporcionó un intérprete (solo habla francés).

Esa falla y la determinación de que está mal de sus facultades mentales llevó a que se le definiera como inimputable y fue puesto en libertad.

“El sistema de justicia debe ser más específico en estos casos, porque si bien se le puede determinar inimputable esto no significa que no pueda volver a cometer un crimen”, apuntó.

También se refirió al caso de un doble feminicida en el fraccionamiento Los Arcos. Un sujeto que mató a su madre y abuela fue diagnosticado con problemas mentales y enviado al Psiquiátrico. No se conoce en qué fase del proceso está este asunto, pero pudiera ser similar al anterior, indicó.

Sobre un suceso que dejó a tres menores en la orfandad dijo que no hay información acerca de la protección del Estado para los huérfanos.

En otros casos afirmó que no se aplicó el protocolo de investigación de feminicidio y tampoco hay informes de alguna investigación.

Hay otros asuntos en los que no se aplica la perspectiva de género para juzgar, enfatizó.

Este año ha documentado dos muertes con las características de feminicidio, aunque uno —en el que asoman inconsistencias— fue dictaminado como suicidio.

Los 12 feminicidios de 2020 dejan atrás los 4 de 2019. Solo en dos hay sentenciados.

Amisy obtuvo el reporte oficial de llamadas al 911 por hechos de violencia contra la mujer.

Improcedencia

En 2019 fueron 1.519,839, de las cuales 1.117,081 fueron declaradas improcedentes. En 2020 el total fue de 1.221,952, con 788,159 consideradas improcedentes.

¿Qué criterios usan?

En Amisy recomendamos la formación de un observatorio ciudadano que certifique los criterios utilizados para clasificar como improcedente una llamada, indica la agrupación.

Estadística irreal

En cuanto a mujeres atendidas en clínicas de la SSA en comunidades rurales, por lesiones, un informe oficial indica que en 2020 fueron solo 417, contra 1,035 en 2019 y 1,080 en 2018. Esto es irreal, dice, al señalar que es un reflejo del confinamiento por la pandemia.

Denuncias por oficio

Amisy propone una revisión puntual del protocolo de seguridad de las clínicas rurales de la SSA para denunciar por oficio al Ministerio Público los casos de mujeres atendidas por lesiones y que estas unidades médicas de salud cuenten con las herramientas necesarias para que el personal cumpla con esa denuncia.

Asociación en pleno

Las integrantes del colectivo que recopilaron y analizaron esta información son María Eugenia Núñez Zapata, de Mujeres Líderes; Rita Farjat Vázquez, empresaria; Marbella Casanova Calam, de Unión Obrera Peninsular; Lydia Laucirica Guanche, de Mujer, A.C.; María Candelaria May Novelo, del Centro Cultural y de Derechos Humanos “Casa Colibrí”; Malena Peón Vega, artista; Eldy López González, abogada; Irene Piña Albertos, de Mujeres Yucatecas; Layda Rodríguez Torres, de Mujeres sin Maquillaje; Paula Pech Puc, de Ajal Lol, y Alicia Canto Alcocer, académica

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here