Cambio tras controversia

0
127

Con otra dueña y un nuevo nombre, ayer reabrió sus puertas el local donde hasta hace unas semanas funcionó el restaurante Harlow, que estuvo envuelto en un polémico pleito.

El lugar ahora se llama Nabil y es sucursal de uno que se encuentra en San Cristóbal de las Casas, informó Ingrid Tavares Calderón en rueda de prensa en la que, además de dar a conocer el menú del sitio, se deslindó de los antiguos dueños.

La empresaria dijo que desconoce el incidente en el cual estuvo involucrada la antigua propietaria, la canadiense Dawn Simmons.

Como se sabe, esta última agredió y amenazó de muerte a la hija de la dueña de la mueblería contigua.

“Desconozco el problema. Soy nueva en este ramo en Mérida, ustedes juzguen por sí mismos”, señaló.

Durante el encuentro con los medios, Ingrid Tavares dijo que también cuenta con un hotel boutique en Chiapas y distribuye café. “Tomamos la decisión de comprar este restaurante y tener un reto más en el quehacer profesional”.

A su decir, decidió mantener a la plantilla de la dueña anterior porque está conformada de personas capacitadas, generosas, serviles y con toda la disposición de crear un concepto único en Yucatán.

“Decidimos invertir en Mérida por la calidez de su gente, porque Paseo de Montejo nos habla de historia del estado”, señaló.

En la rueda de prensa también estuvo el chef Mario Broca, quien dijo que el menú del local se compone de platos de la cocina mediterránea. El restaurante se encuentra en Paseo de Montejo entre 37 y 39

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here