Bloqueos contra la CFE

0
45

Reanudación del servicio de luz va a un 80%, indican

A cuatro días del paso del huracán “Grace” el servicio de electricidad en Mérida empezó a tener un restablecimiento consistente en colonias y fraccionamientos, pero aún surgen brotes de inconformidad que ayer generaron el cierre de al menos 13 calles de diferentes rumbos de la ciudad.

De nuevo, los habitantes de la ciudad recurrieron a la presión para obligar a los trabajadores de la CFE que reparen las líneas dañadas o suban las “cuchillas” de los transformadores porque desde el jueves pasado se suspendió el servicio, con los consiguientes perjuicios para las familias.

Una camioneta de la CFE con tres trabajadores fue interceptada en la calle 24 con 15 de la colonia Miraflores por un grupo de 10 vecinos y los obligaron a reparar la línea para que regrese la electricidad.

No hubo agresión ni violencia ni retención del vehículo, solo reclamos de los usuarios y también contribuyó que los trabajadores de la CFE se mostraron colaboradores y, en vez de negarse, se dedicaron a reparar la cablería rota y realizar los arreglos para que luego suban las cuchillas y reactivar la distribución de la luz.

“Tendrán luz en unos momentos”, dijo un liniero que sudoroso, con la piel roja por el sofocante calor y el intenso trabajo colaboró con los vecinos que festejaron con aplausos a los electricistas.

Se le preguntó al trabajador de la CFE el avance del restablecimiento de la electricidad en Mérida y manifestó que estaría en un 80%, todavía faltan muchos cuadrantes, pero el trabajo era más consistente por la presión de la población.

“Estamos trabajando 18 horas continuas, hay mucho trabajo todavía”, señaló. “Nos presiona la gente, nos presionan los supervisores, estamos muy cansados, son 18 horas diarias de trabajo sin descanso para reparar los daños. Hubo mucha afectación a la red eléctrica”.

Reconocimiento

Bajo la vigilancia de los vecinos reunidos en la esquina de la colonia Miraflores, los electricistas también recibieron el reconocimiento y los aplausos de los afectados porque sí atendieron su llamado de auxilio y ofrecieron que en un rato más tendrían el anhelado servicio que presta el gobierno federal.

“Desde el jueves que cerramos los negocios no hemos abierto”, se quejó una persona, quien reiteró que tuvieron que interceptar la camioneta de la CFE porque por teléfono no hacen caso de los reportes.

Otros que recibieron aplausos de los vecinos de la calle 1 Norte con 7 Oriente del fraccionamiento Unidad Morelos fueron los integrantes de la cuadrilla foránea de la empresa particular Kiav de Tlaxcala, que vino el viernes para reforzar a la CFE de Yucatán.

Cuando uno de los trabajadores subió la cuchilla tras reparar la cablería dañad y gritó: “ya hay luz”. varios vecinos de guardia y quienes miraban los trabajos corrieron a sus casas y constataron que las luces se prendieron de nuevo. Salieron aplaudiendo y gritando “gracias, muchas gracias, ya tenemos luz”.

Las propias madres de familia y vecinos retiraron los troncos y las ramas que colocaron en la calle para bloquear el tránsito vehicular de ese tramo y en minutos todo volvió a la normalidad en esa cuadra, pero quedaron como testigos los cables rotos de otros servicios de telefonía, televisión por cable y de internet y un montón de basura orgánica.

Francisco Durán, uno de los trabajadores de Kiav, informó que junto con él vinieron alrededor de 20 trabajadores electricistas de la compañía con sede en Hidalgo, pero también llegaron de Tlaxcala, Pachuca, Ciudad de México y Puebla.

Ellos no han sufrido retención ni agresión verbal o física de la población meridana porque trabajan de acuerdo con las órdenes de despacho que les da la CFE y no usan uniforme de la empresa del gobierno federal.

Otros sectores

Casi a la misma hora, otras cuadrillas atendieron las quejas de habitantes de otro sector de la Unidad Morelos, los de la calle 8 y 7 con 19, y también regresó la luz, lo que alegró a las familias porque precisamente mañana (por hoy) inician las clases a distancia en escuelas de educación superior y sin internet y sin electricidad simplemente no podrían asistir a sus clases virtuales.

Cierres de calles hubo en los tramos de la Avenida Juan Pablo II con Avenida Mérida 2000 de la colonia Xoclán, el tramo de la colonia Xoclán Susulá frente al cementerio, 50 con 53 del Centro, 67 con 28 del Centro, Avenida Circuito Colonias con calle 63 y 61 del fraccionamiento Yucalpetén, calle 48 entre 51 y 53 de Francisco de Montejo, calle 65 con 26 de la colonia Miraflores, calle 20 con 25 de la colonia Chuburná de Hidalgo, San José Vergel, colonia Bojórquez y Umán-Dzibikak.

Se dio una amenaza de cierre en redes sociales en el fraccionamiento Brisas, pero solo colocaron carteles contra la CFE porque enseguida fue atendida la inconformidad.

Los organizadores desistieron de sus intenciones de cierre de calle y agradecieron la prontitud de esta queja porque también llevaban cuatro días sin energía eléctrica.

Energía Servicio

En diversos puntos de Mérida fueron cerradas calles como forma de presionar a la CFE.

”Sin piedad”

Un vecino de la colonia Miraflores que estaba muy molesto dijo que la Comisión no asumió su responsabilidad en esta contingencia, en particular con los meridanos porque fue mucho tiempo que se quedaron sin energía eléctrica en sus hogares y negocios. Pero, mencionó, cuando se trata de cobrar la CFE no tiene piedad porque si te atrasas, te cortan la luz.

Rechazo

“Esta cuarta transformación nos está llevando al precipicio, abajo AMLO y fuera ese dinosaurio que dirige la CFE, (Manuel) Bartlett”, manifestó.

Efecto en cadena

Sus otros compañeros resaltaron que la falta de electricidad afecta a enfermos, a la gente adulta, a los hogares y comercios, afecta la salud porque no pueden dormir en forma normal, no pueden realizar su trabajo y afecta los ingresos de las familias.

Yucatán

Protestas similares se dieron en otros municipios, como Umán.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here