Alto interés en vacuna: Hoy finalizará la inmunización de los de 40-49 años

0
44

Entre las cientos de personas que fueron ayer a los módulos de vacunación durante el día en las sedes del Hospital Regional Militar de Especialidades y la Base Aérea Militar (BAM) 8 estuvo la joven Claudia Ramírez, de la colonia Xoclán, quien en tres ocasiones no ha obtenido la primera vacuna contra el coronavirus en esta ciudad.

Alrededor de las 10 de la mañana llegó al Hospital Regional Militar porque se enteró que habría vacunas para los rezagados; es decir, para los que no acudieron en las fechas programadas por segmentos de población.

Sin embargo, por tercera ocasión la rechazaron porque en ese módulo de vacunación solo se aplicó la segunda dosis de AstraZeneca para el segmento de población de 40 a 49 años de edad que nació en los meses de septiembre y octubre.

Hoy martes 17 concluye la campaña de revacunación para este segmento de población y también será la última para los rezagados que no han recibido la segunda dosis de la farmacéutica Pfizer.

Desalentada y molesta porque todavía no recibe la primera dosis contra el Covid-19, Claudia Ramírez pidió información sobre cuándo podría vacunarse, pero la respuesta de uno de los “servidores de la nación” que controlaba el acceso la enojó aún más.

“Me dijo que lo busque (la fecha de vacunación) en los diarios, qué forma es esa de ayudar, de informar y orientar”, señaló. “Qué clase de persona es (el ‘servidor de la nación’), ese es su trabajo, dar información a las personas. Hay personas que no ayudan, pero sí perjudican como ese señor (el empleado del gobierno federal)”.

“Ya son tres veces que vengo y no me vacunan. Vine la primera vez aquí en julio, me dijeron ‘no hay’, no me dijeron en qué fechas podría vacunarme, fui al Siglo XXI en otra fecha y el vigilante me informó que solo vacunaban de 40 a 49 años. Ayer averigüé y me dijeron que acá (el Hospital Militar Regional) habría vacunas, vengo y es lo mismo, que no es de mi edad. Que yo busque en los diarios y en internet, qué forma es esa de atender y ayudar a la gente”.

Claudia Ramírez es del segmento de población 30 a 39 años y dijo que no asistió en la fecha que le correspondió por cuestiones de trabajo. Ahora consiguió permiso y en las tres ocasiones no ha podido vacunarse con la primera dosis.

Cuando otro de los “servidores de la nación” escuchó su queja en la entrevista con el Diario, el funcionario federal enseguida intervino y le explicó con mayor detalle cuándo podría vacunarse, le mostró una manta con la información donde se indica que el personal rezagado de 30 años y más que no cuenta con la primera dosis podrá vacunarse en la campaña de 18 a 29 años.

Le recomendó que entre a la cuenta de Facebook de Joaquín Díaz Mena, delegado federal en Yucatán, “porque él todo informa allí”.

Las dos sedes militares que son módulos de vacunación para la aplicación de la segunda dosis de la vacuna AstraZeneca tuvieron ayer una buena afluencia.

Vacunados

Desde su apertura a las ocho de la mañana y hasta su cierre a las seis de la tarde ingresaron y salieron muchas personas que cumplieron los requisitos para recibir la segunda dosis.

Por mala información o falta de entendimiento de las fechas de vacunación, en esos módulos también llegaron personas rezagadas que debían recibir la segunda dosis de Pfizer. Por suerte, quienes llegaron a estos lugares tuvieron tiempo para trasladarse al Centro de Convenciones Siglo XXI donde se aplica la segunda dosis de Pfizer, campaña de rezagados que termina hoy.

Uno de los que recibieron la segunda dosis de AstraZeneca en la BAM No. 8 fue Felipe Lora Ruiz, vecino de la colonia Castilla Cámara, quien acudió con su esposa. Ambos recibieron la dosis complementaria y elogiaron la buena organización y rapidez para la aplicación de la vacuna.

“Estuvo muy bien organizado, desde que entras te dan indicaciones, te toman tus datos, pasas el control sanitario, te preguntan sobre tus enfermedades y te pinchan en el brazo, no duele”, relató. “Me vacunaron en junio con la primera dosis y estaba pendiente de la segunda dosis, estuvimos a tiempo, no se rebasó el tiempo máximo de la primera dosis”.

A su decir, se siente un poquito más protegido con la segunda dosis, pero hay que seguir con las medidas sanitarias, tanto en la casa y el trabajo como en la calle. Solo ellos ya fueron vacunados, sus dos hijos, una niña y un niño, son adolescentes y estudiantes y no hay vacuna para ellos.

Ahora que el presidente Andrés Manuel López Obrador ya dijo que habrá clases presenciales en el curso escolar a partir del 30 de agosto, él y su esposa acordaron no mandar a sus hijos a la escuela por el riesgo al contagio. Esperará un trimestre para que vea cómo funciona esta modalidad escolar y si no hay peligros graves mandaría a las escuelas a sus hijos.

Felipe Lora dijo que su familia tiene un estricto control sanitario en la casa y él que trabaja en un restaurante usa todo el tiempo cubrebocas, careta, se lava las manos con cierta frecuencia y se aplica gel antibacterial. No acude a lugares concurridos y cuando toca dinero enseguida se desinfecta las manos.

De un vistazo

Trabajo

“Trabajo en un restaurante, desde que entras al lugar te toman la temperatura, te ofrecen alcohol para las manos y siempre recomendamos que cada vez que vayan al baño se pongan el cubrebocas”, contó Felipe Lora Ruiz, vecino de la colonia Castilla Cámara que recibió ayer su vacuna en el hospital militar.

Cuidado

“La inmensa mayoría de los clientes cumple las normas sanitarias, pero sí hay algunos que no se cuidan y eso es un peligro de contagio”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here