Estiman semanas de obras para liberar canal de Suez

0
117

Los equipos de rescate han advertido que el canal de Suez puede permanecer bloqueado durante semanas por un buque portacontenedores gigante que encalló, lo que genera temores de una disrupción significativa del comercio mundial.

Cuando las dragas llegaron ayer para ayudar a excavar y reflotar el Ever Given de 220 mil toneladas después de que se atascó en el canal durante una tormenta de arena el martes, Boskalis, compañía de salvamento involucrada en el rescate, comparó la operación con tratar de liberar una ballena varada.

“Mientras más seguro esté el barco, más tiempo tomará la operación”, dijo Peter Berdowski, director ejecutivo de Boskalis, al programa de televisión holandés Nieuwsuur. “Puede tardar días o semanas. Traer todo el equipo que necesitamos, eso no está a la vuelta de la esquina”.

Bernhard Schulte Shipmanagement, gerente técnico de Ever Given, dijo que se designó a la filial de Boskalis, Smit Salvage, para ayudar en los esfuerzos de rescate, pero que un intento en la mañana para reflotar el buque no tuvo éxito. Además de las dos dragas que ya están en el sitio, ahora también llegó una draga de succión especializada, indicó la compañía.

El Ever Given de 400 metros de longitud, operado por Evergreen Marine, con sede en Taiwán, es uno de los portacontenedores más grandes del mundo y está abrumado por miles de toneladas de carga, y su posición sugiere que la proa y la popa están encajadas en las orillas menos profundas del canal del borde en el extremo sur.

Si bien los expertos en salvamento tienen la esperanza de que las mareas más altas puedan ayudar a liberar el barco si las dragas pueden eliminar suficiente arena y tierra, existe un temor creciente de que reflotarlo puede resultar más complejo.

Es posible que las compañías de salvamento tengan que retirar combustible de los tanques de la embarcación para ayudar a aligerar el barco y considerar descargar algunos de sus contenedores, una tarea ardua y arriesgada al tener en cuenta la ubicación relativamente remota, la enorme altura del barco y la falta de infraestructura en tierra.

Maersk, la compañía de transporte de contenedores más grande del mundo, indicó que nueve de sus barcos y dos más asociados fueron retenidos por el bloqueo. Ranjith Raja, analista de la firma de datos de servicios financieros Refinitiv, dijo que más de 206 barcos esperan en ambos lados del canal para poder cruzar.

John Glen, economista del Chartered Institute of Procurement & Supply, advirtió que con un cierre prolongado del canal se corre el riesgo de una disrupción grave de las cadenas de suministro. “Si los bienes se tienen que desviar a través de África debido al bloqueo, esto agregará hasta 10 días a los tiempos de entrega para las compañías de Reino Unido”, dijo Glen.

“Si esto sucede, inevitablemente conducirá a una escasez de bienes y aumentos inflacionarios de precios para los consumidores”. Los precios del petróleo aumentaron debido al bloqueo, ya que hay largas filas de buques petroleros que están a la espera de pasar. El crudo Brent, la referencia internacional, subió casi un 5 por ciento para llegar a alrededor de 63 dólares por barril desde que se cerró el canal.

La consultora energética Wood Mackenzie indicó que si bien el mayor impacto fue en el transporte de contenedores —que representó alrededor de 50 por ciento de las embarcaciones que transitaron por el canal en febrero— al menos 16 buques petroleros cargados de crudo y combustible refinado quedaron parados.

La Autoridad del Canal de Suez indicó que sus propias expectativas de reflotar el buque se extendieron, y dijo que se permitió que 13 embarcaciones cruzaran el extremo norte del canal el miércoles, pero que ahora necesitarán echar el ancla, con toda la navegación adicional suspendida.

La mayoría de los grandes buques portacontenedores todavía no deciden si desviarán los buques alrededor del Cabo de Buena Esperanza, pero trabajan frenéticamente para reorganizar los programas en caso de que el buque permanezca atascado.

Evergreen señaló en un comunicado que hasta el momento no hubo daños ni se perjudicó a la tripulación, el barco ni la carga. También negó los informes de que hubo un apagón previo. Agregó que debido a que el barco con bandera de Panamá está arrendado, su rescate y cualquier responsabilidad de terceros son responsabilidad del propietario, Shoei Kisen Kaisha, de Japón, pero “continuará ayudando con el fin de restablecer el tránsito lo más pronto posible”.

Los temores de un cierre prolongado hacen que aumenten las tarifas en los mercados de transporte de mercancías.  Demetris Polemis, gestor de cartera de Paralos, un fondo de cobertura que se enfoca en el transporte marítimo, dijo: “La noticia de que el canal de Suez pueda estar bloqueado por más tiempo movió los mercados de futuros de carga seca, que ya estaban ya ajustados”.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here