Inconformidad, protesta y división con Mario Delgado

0
186

Con sedes tomadas, sin dirigencias locales, protestas contra la imposición de candidaturas o llamados de la militancia al voto diferenciado arrancó Morena su campaña rumbo a las elecciones de junio, donde su estrategia de mantener la mayoría en la Cámara de Diputados se tambalea ante las inconformidades de la base partidista. La dirigencia de Mario Delgado es cuestionada en todo el país, pues bajo su conducción el proceso de encuestas fue “una simulación” en la que los aspirantes no tuvieron conocimiento de su participación ni de los resultados.

Estados como Baja California, Nuevo León, Tabasco, Morelos, Puebla, Querétaro, Sinaloa, Quintana Roo, Ciudad de México, Michoacán, Estado de México y Chihuahua, entre otros, llevan a cabo movilizaciones contra las imposiciones hechas “desde la dirigencia nacional” y reclaman la falta de liderazgo de Delgado, a quien acusan de entregar Morena a la oposición.

Señalan que su propuesta de reelección de la mayoría de los diputados federales es un pago por el apoyo recibido en su campaña por la dirigencia de Morena.

Una evaluación hecha por el Foro Nacional de Militantes de Morena (FNMM) señala que la estrategia de la dirigencia, de conseguir las dos terceras partes de la Cámara de Diputados, puede complicarse ante las inconformidades y la campaña de brazos caídos de muchos morenistas de base ignorados en el proceso interno del partido.

En estados con campaña a gubernaturas como Nuevo León, Querétaro, Sinaloa y Michoacán, militantes consideran votar por Morena solo en los distritos federales para respaldar la estrategia de buscar mantener la mayoría legislativa para dar gobernabilidad a la segunda parte del sexenio.

Marcos Fuentes, integrante del FNMM, señaló que “Delgado se ha enfrentado con la militancia que le hace imposible estar en un acto público sin ser repudiado, sin capacidad de convocatoria por las agresiones a la militancia, que se ha movilizado en todo el país contra sus candidatos y, por tanto, del Comité Ejecutivo Nacional; se han tomado las sedes en CdMx y en muchos estados de la República”.

Recalcó que la falta de capacidad de convocatoria de Delgado “se puede apreciar en estos últimos días, pues el INE desconoció a los candidatos de Guerrero y Michoacán, y solo un puñado de militantes está presente, principalmente de Guerrero, porque a Raúl Morón nadie lo acompaña en la protesta”.

Las posibles derrotas

En Estado de México la radiografía de la inconformidad deja ver la posible derrota en 15 municipios gobernados por Morena. El impulsor de la 4T, Raúl Río Valle, asegura que la alianza PAN-PRI-PRD puede arrebatar a Morena espacios cruciales y devolverle vida al sol azteca en Valle de Chalco, Tultepec y Nezahualcóyotl con la suma de votos de los tres partidos.

El PRI también puede obtener la victoria en  Toluca, Atlacomulco, Zinacantepec, Coacalco, Tlalnepantla y Los Reyes; lo mismo el PAN en Cuautitlán, Metepec, Naucalpan y Teoloyucan.

En Nuevo León, la base morenista reclama no solo haber entregado la candidatura a una externa como Clara Luz Flores, sino también que se hayan dejado todos los espacios a ex priistas. De los 51 candidatos a alcaldes, solo uno es militante de Morena; de las 26 candidaturas a diputaciones locales, cinco serán para morenistas, y de las 12 federales, solo una es para Morena.

Entre las reflexiones que asumió el FNMM está allanarse en el partido, respaldar las campañas y apostar por la Cámara de Diputados, pero al concluir el proceso, reconstruir los comités de base, municipales y estatales, y buscar arrebatar a la actual dirigencia nacional el control del partido.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here