Distintas ópticas de los candidatos a la alcaldía de Mérida

0
60
Postura de los candidatos Berenice Rivera Silva, PT; Herbé Rodríguez Sahuí, Encuentro Solidario; Ismael Peraza Valdez, Fuerza por México; Mirna Karina Pérez Ramos,  PVEM, y Nínive Zúñiga Zetina, Redes Sociales Progresistas, sobre seis temas que se abordaron con los candidatos a la presidencia municipal de Mérida en el marco de las elecciones del 6 de junio próximo.

Las preguntas que respondieron los candidatos

1) ¿Cómo contrarrestará  el crecimiento caótico, desordenado y fragmentado de la ciudad?

2) ¿Cuál es su propuesta para resolver la saturación y la contaminación del manto freático?

3) ¿Planea cerrar las calles del Centro Histórico?

4) Aunque el transporte público es ahora facultad del gobierno estatal ¿Cómo contribuiría a mejorar el servicio? ¿reubicaría los paraderos?

5) ¿Qué proyecto tiene para el «paso deprimido«?

6) ¿Mantendrá el Carnaval en el recinto ferial de Xmatkuil o lo traerá de vuelta al Centro Histórico y Paseo de Montejo?

Como informamos, el orden de las visitas se basó en la antigüedad de registro del partido, con ajustes posteriores por los compromisos en las agendas de los candidatos.

Berenice Rivera Silva, PT

1.  Hoy día Mérida es el polo de desarrollo del Sureste y eso ha hecho que crezca a pasos agigantados. La ciudad necesita orden y supervisión en desarrollo urbano para que no sea la famosa plancha de concreto que ocasiona tantos problemas y que la ciudad tenga servicios de calidad. Ya se está pegando a las comisarías y otros municipios,  y debemos romper la brecha de desigualdad que ya tiene.

2. En primer lugar hay que darle limpieza y mantenimiento a los drenajes, cambiar lo que se tenga que cambiar y hacer lo que no existe. Para disminuir las inundaciones haría nuevas calles de concreto hidráulico porque es un material más flexible y de mayor resistencia, y son permeables; el chapopote es impermeable y no permite la filtración. Al tener calles permeables se evitaría el bochorno y las altas temperaturas de calor. Tenemos que incentivar la construcción de plantas de tratamientos de las aguas residuales y tratar el agua para su reúso.

3. No estoy cerrada a que las calles del Centro Histórico se cierren, he visto que funcionan en otras ciudades y no lo descarto, pero pediría la opinión de los empresarios y usuarios para conocer si es benéfico o perjudicial.

4. El transporte público es algo que tiene muchos pendientes; si los meridanos me dan su confianza, vamos a tomar en cuenta la opinión de los usuarios y expertos. Pienso en hacer un gran paradero para los autobuses urbanos, hay espacios grandes en la ciudad. Así, los que lleguen de las colonias tomarían otro autobús para que vayan al siguiente punto. Este servicio público debería regresar a manos del Ayuntamiento, debe tener mayor injerencia, le pertenece a la autoridad municipal. Los paraderos del transporte los regresaría a sus lugares donde estaban antes de la pandemia.

5.  El “paso deprimido” ya se hizo, ya existe,  no puede permanecer cerrado porque sería un foco de infección. Vale la pena rescatarlo y analizaría sus fallas con expertos para tomar las mejores opiniones; es una obra que beneficia la vialidad.

6. He escuchado que la gente quiere que su Carnaval regrese donde estaba. Yo sí consideraría regresarlo a la ciudad, pero con mejor organización; tomaría la opinión de expertos y de los empresarios para definir el derrotero y será en un lugar donde sea favorable para los empresarios y los asistentes.

Herbé Rodríguez Sahuí, PES

1. Definitivamente la ciudad ha crecido a un ritmo acelerado, pero no bien organizada ni regulada. Debe haber un Plan Maestro de Desarrollo Urbano que realmente haga su trabajo, que realmente  se preocupe por  el crecimiento ordenado para que el Ayuntamiento pueda dar servicios públicos eficientes, porque tiene una forma de programarse por donde crece. No podemos circunscribirnos a la Mérida de ahora, hay que pensar en la Mérida de 10, 20 y 30 años y cómo enfrentar los servicios efectivos. Hoy la autoridad municipal no regula el crecimiento ni ejerce sus facultades y por ello la ciudad crece en forma desordenada.

2. Al candidato no se le hizo esta pregunta. En su lugar, se le pidió que abundara sobre sus propuestas de que el transporte público sea gratuito para estudiantes y el descuento del 50% en el pago del impuesto predial. En el primer caso dijo que es una propuesta del PES a nivel nacional y admitió que necesariamente los concesionarios tendrían que recibir un subsidio. Sobre el segundo tema, consideró que sería justo el descuento porque la economía de los meridanos lleva más de un año castigada, muchos perdieron su empleo y hay trabajadores que ganan la mitad de su salario. La propuesta de otorgar el 50% de descuento permitiría que mucha gente cumpla y se ponga al día no solo en este impuesto, sino en multas y recargos, lo que generaría mayor recaudación porque en la ciudad hay un 40% de morosos que no pagan porque este impuesto es alto.

3. No estamos en el momento de llegar al cierre definitivo de calles del Centro, sería factible pensar en el cierre por dos días a la semana o cerrar algunas calles y en las demás permitir la circulación vehicular. Habría que evaluar, si se cierran, qué tanto afecta a los comerciantes y empresarios.

4. El transporte público está en manos del gobierno estatal; es una situación particular porque forma parte de las facultades del gobierno. Creo que el gobierno debe coordinarse más con el municipio, sabemos que la población de Mérida es más de la mitad de Yucatán, por lo que el Ayuntamiento tiene que ejercer su autoridad en la ciudad. Sería una situación de coordinarse con el gobierno estatal y tendría que participar el Ayuntamiento con voz y voto. Respecto a los paraderos del transporte, definitivamente haría una reubicación, hay más quejas que aplausos con la reubicación que se hizo por la pandemia. Haría un estudio más formal viendo realmente la necesidad de la gente y reubicarlos en puntos donde no generen congestionamiento y que no queden lejanos un punto de otro.

5. Hay que quitarle el mote de “paso deprimido”. Es un paso a desnivel y  vería la manera de que funcione como hasta antes de que se inundara y se abandonara. El paso a desnivel es un activo que tiene un valor de más de $80 millones y quien se atreva a taparlo incurriría en un delito por dañar y desechar un activo de la ciudad.

6. La verdad es que el Carnaval se convirtió en un problema cuando estaba en el Paseo de Montejo por el daño a la jardinería, a los hoteles y comercios. Era una avenida que presumíamos, pero ahora no tanto por el desastre que le hicieron. ¿Cómo regresar el Carnaval al Paseo de Montejo con la reducción de carriles y espacios? Está complicado que regrese al Paseo de Montejo.

Ismael Peraza Valdez, Fuerza por México

1. Efectivamente. Se les fue de las manos la ciudad, no hubo una planeación,  únicamente la orientaron al Norte y Norponiente para llevarla a las comisarías del norte por el interés inmobiliario y pegarlo a la costa esmeralda. Es lo que quisieron ordenar dentro de una visión económica de negocio privado. Mérida está fragmentada, dividida y seccionada, y no por bardas; está seccionada porque no hubo un desarrollo urbano planeado, no hubo un diseño de  la ciudad, se dedicaron a organizar lo que a ellos les convenía y lo hicieron desde una visión patrimonialista. El Oriente y Poniente crecieron desordenadamente, Ciudad Caucel es una plancha de concreto y en estos tiempos no tiene sustentabilidad, la Mérida del Sur allí de plano es la más pobre y ultrapobre. El mayor desorden está en el Surponiente  y Suroriente, no hay vialidades planeadas, no hay espacios  para el equipamiento urbano, hoy hay siete Méridas al menos y vemos que fue un fracaso urbano. Solo echaron los ojos donde dejaba dinero, las otras Méridas crecieron a la bendición de Dios. Hay mucho por hacer, dignificar la vivienda, los espacios, hay una desigualdad  muy grande que demuestra el fracaso de la ciudad.

2. Yo le apuesto al drenaje pluvial  para evitar la contaminación  del acuífero. En el segundo ejercicio presupuestal de mi administración empezaré las primeras etapas; la ventaja es que los recursos del Ayuntamiento son de libre disposición y voy a hacer una reingeniería presupuestal.

3. No habría un cierre permanente de calles en el Centro Histórico, se ha invertido mucho en el Centro y tiene que haber horarios peatonales. Por ejemplo puede ser normal hasta las siete de la noche y después de esa hora cambiar a zona turística. Yo sí creo que Mérida sea peatonal y turística de noche, como está en otras partes del mundo, que esté fortalecida, preciosa con fachadas recuperadas, atrayente, que mejore la pernocta en la ciudad.

4. Los paraderos del transporte urbano regresan, pero solo darían parada de ascenso y descenso. Tenemos que hacer un sistema eficiente, no pueden estar  parados los camiones urbanos en los paraderos, tiene que haber fluidez. Me encanta el sistema de transporte de Ciudad de México porque solo están unos minutos y sus paraderos y terminales están fuera del Centro. Hay que apoyar a los transportistas porque es un tema de ingreso, en Ciudad de México el transporte es barato porque el gobierno absorbe el costo, le da subsidio a los usuarios y a quienes no mueven su automóvil.

5. El “paso deprimido” fue una ocurrencia de una administración. He conversado con gente que sabe y están divididos. Esa obra nunca debió hacerse, pero valieron más los intereses económicos y caprichos políticos. Es un problema para la ciudad, volverá a suceder (la inundación) aunque le den mantenimiento a las bombas y cárcamo. Esas soluciones que proponen ahora son paracetamoles en temas de urbanismo, hay que desecharlas. El «paso deprimido» lo voy a solucionar en el año dos.  Solo hay  dos caminos: regresar la belleza del lugar con su fuente preciosa o construir un paso a desnivel por arriba, respetando la fuente. Como “paso deprimido” no se queda porque está pegado al manto freático.  Había tantas formas de hacer las cosas bien, como las glorietas del Paseo de Reforma, Insurgentes, La Raza, y se les ocurrió hacer el subterráneo.

6. Xmatkuil está en el monte porque es una feria ganadera. El Carnaval regresa a la ciudad, ya me plantearon cuatro alternativas. Una, que empiece en La Plancha y termine en la Dondé o viceversa; otra es la Avenida 128 y otra más es que sea en Circuito Colonias Norte hacia el Oriente donde pasaría una parte por Paseo de Montejo. En los tres días de paseos no se permitiría la venta de alcohol porque es un evento familiar. Cuando terminen los paseos, como era antes, la fiesta será en los barrios. Aprovecharemos  el Carnaval para fortalecer la oferta turística y reactivar económicamente los barrios. Tengo un programa de Barrios Mágicos para darle vida a San Juan, San Sebastián, Santiago, Santa Ana,  habrá grandes festivales y bailes donde los ciudadanos podrán tomar su chelita y vinito.

Mirna Karina Pérez Ramos, PVEM

1. Mérida crece sin orden. Como ha crecido de esa forma, no se ha preparado la movilidad; la gente de los fraccionamientos, como Ciudad Caucel, tuvieron largas filas para salir, no tenían dónde porque solo había una calle, hay varios ejemplos, y esto es derivado de la mala planeación. Todo crecimiento implica que se puedan proveer de servicios básicos, agua, luz y calles que conecten, pero si se analiza a Mérida, solo la calle 60, Paseo de Montejo, Circuito Colonias y Periférico tienen conexiones, incluso el Periférico se usa por cruzar la ciudad con dificultad y en forma de laberinto.  Esto es lo que genera esta falta de planeación, no se planifica la movilidad de las personas, una ciudad sostenible tiene que tomar en cuenta que haya menor impacto en el ambiente, que haya un mejor servicio, movilidad en varios transportes y esto no se ha tomado en cuenta.  Me sentaría con varios actores para hacer el programa de Mérida y no lo haría únicamente desde un enfoque, sino en varios enfoques. Se han hecho muchísimos estudios sobre Mérida y desde 1980 se señaló que en la parte Norte para adelante corría riesgos si se urbanizaba por la pendiente que se inclina al Norte y la corriente de agua que va al mar. Si no escuchamos a los especialistas, a los que constantemente nos dicen los riesgos, pasa esto que sucedió en Las Américas (las graves inundaciones causadas por las lluvias).

2. Tenemos la segunda selva más importante de América en la selva maya, es un pulmón verde para el continente americano. Tenemos que volver a arbolar a Mérida, ayudaría a mejorar la calidad del agua. Haremos un censo y checaremos las condiciones de las fosas sépticas en todo el Centro y las colonias, hay que dejar de contaminar el acuífero. Tenemos que hacer drenajes y usar biodigestores.  Sabemos que no se va a terminar en tres años, pero hay que hacer algo, es hora de responder, no hay vuelta atrás, estamos dejando inservible este mundo y eso es una enorme responsabilidad.

3. Cierre total de calles, no. He visto que cierran parcialmente algunas calles de noche y es muy lindo, le gusta a la gente que viene de fuera. Se puede hacer una mezcla de actividad comercial y turismo.

4. La ciudad ya creció, evolucionó y cambió, pero el sistema de transporte y los camiones son los mismos desde que iba a la secundaria. Hay que mejorar el servicio con rutas transversales, quizá el Ayuntamiento pueda tener unas rutas municipales y dejar las concesionadas que funcionan. Aquí hay que establecer mesas de diálogo para que todos nos pongamos de acuerdo, yo creo que con una mejor gobernanza se puede lograr una mejoría. Hay que evaluar los paraderos porque con el alejamiento surgieron muchas quejas porque los usuarios tienen que caminar más y si cargan bolsas de supermercados es más difícil.

5. Ni los colegios de arquitectos, ingenieros y especialistas tienen una respuesta unificada sobre lo que debe pasar con el “paso deprimido”.  Creo que la decisión le corresponde a este Ayuntamiento, yo lo voy recibir y revisar, si hay algo por componer, lo tendré que hacer. Sí escucharía la opinión de expertos y haría un análisis bastante profundo sobre esta obra porque ya se invirtió mucho dinero.

6. El Carnaval no lo dejaría en Xmatkuil. Es un espacio público que unía al Norte con el Sur, todos nos encontrábamos en ese espacio público y cultural, fomentaba el capital social de la ciudad. Yo lo regresaría, no lo dejaría atrapado en Xmatkuil; desde que lo cambiaron yo nunca he ido a ese Carnaval.

Nínive Zúñiga Zetina, RSP

1. Mérida crece a pasos agigantados, en los próximos años estaremos igual que Ciudad de México. Aquí tenemos que tener un ordenamiento en las licencias, vamos a actualizar el reglamento de construcción porque hay que ir conforme al crecimiento, tener reglas claras en el otorgamiento de las licencias y permisos de construcción; hay que implementar en fraccionamientos un reglamento del medio ambiente para que se implementen las  ciclovías en esos desarrollos nuevos, darle certeza jurídica y que haya un control en el crecimiento de la ciudad.

2. Sobre la contaminación del manto freático tenemos un programa de biodigestores para las casas que tienen fosas sépticas. También vamos a implementar en las licencias de desarrollo urbano que las nuevas industrias y empresas tengan una planta de tratamiento de aguas residuales; ya existe en el reglamento, pero no lo aplican.   A los nuevos fraccionadores los obligaremos para que tengan biodigestores en las casas que construyan para tener un control. Vamos a realizar un censo en las casas porque usan los pozos como sumideros y eso contamina el manto freático, hay que apoyarlos para que tengan biodigestores.

3. Sobre el cierre de calles del Centro, existe en la actualidad. Tenemos “Mérida en Domingo”, la Bici-ruta, los sábados los restaurantes del Centro sacan sus mesas… con esto podemos activar el Centro.

4. Solicitaría al gobierno estatal una línea de concesión para implementar un servicio de transporte como el Metrobús, que es un transporte limpio, las unidades tienen cámaras y rampas para discapacitados y  un sistema de pago por tarjeta. Voy a pedir unas concesiones para mejorar el servicio del Centro, estableceré la ruta de transporte rosa exclusivo para las mujeres para que se sientan seguras. Respecto a los paraderos del Centro, sí los vamos a regresar a sus lugares porque ahora afecta mucho, la gente carga sus bolsas de súper y le es difícil caminar cuatro cuadras.

5. No vale la pena cerrar el “paso deprimido”, ayuda al flujo vehicular de la carretera que va a Progreso. Hay que repararlo y abrirlo, eso sí, hay que hacer una auditoría y dejar de politizar esta obra, dejar los ataques políticos por esta obra, hay que abrir el mercado de La Pepita. Voy a consultar con los integrantes de la cámara de la construcción, con los ingenieros y arquitectos, lo que queremos es que funcionen correctamente el “paso deprimido” y “La Pepita”. En los primeros 100 días de mi gobierno estarían funcionando.

6. Respecto al Carnaval, he tenido reuniones con empresarios y vecinos del Paseo de Montejo y no están de acuerdo con que regrese allí; hay que respetar a los vecinos. Está el enojo de la gente porque se fue a Xmatkuil. Como gobierno vamos a hacer una consulta ciudadana para definir dónde sería, puede ser en la Avenida 128, pero no queremos perjudicar a terceras personas, por lo que haremos una consulta para tomar decisiones y no ir contra la ciudadanía.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here