Apuros del PRI por una queja: Sanciones por no cumplir mandato de una autoridad

0
107

Francisco Torres Rivas

En la recta final del proceso electoral, un juicio que se sigue ante el Tribunal Electoral del Estado de Yucatán (TEEY) contra el PRI ha derivado en desacato de ese partido, en apercibimientos, multas y hasta una llamada de atención del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (Tepjf) a la instancia local.

Además, salió a flote la reciente disolución de la Comisión Estatal de Justicia Partidaria del PRI, que presidía Carlos Pavón Flores, debido a que éste incurrió en conductas partidistas ilícitas al expresarse a favor de una candidata y una organización política ajenas al PRI de Yucatán.

El caso está relacionado con presuntas irregularidades en el proceso interno de selección y postulación de candidaturas a las diputaciones locales por el principio de mayoría relativa, expuestas por José Ricardo Mañé Lara, quien aspiraba a la designación en el Distrito IX, con sede en Progreso.

De acuerdo con documentos oficiales, Mañé Lara presentó dos escritos ante el TEEY —el 16 y el 20 de marzo pasado— en los que detalla las irregularidades ya señaladas y pide la intervención del tribunal para que la dirigencia priista le informe cuáles son los criterios que se utilizaron para la postulación de candidatos. Según consideró, hubo una clara violación a los derechos de quienes se inscribieron en la contienda interna y demandó como responsable a Francisco Torres Rivas, presidente del Comité Directivo Estatal y de la Comisión de Procesos Internos.

El tribunal integró los expedientes JDC-010/2021 y JDC-011/2021, que luego acumuló en un solo. Así se abrió un Juicio para la Protección de los Derechos Político Electorales del Ciudadano.

El 24 de marzo y el 2 de abril, la magistratura instructora remitió los escritos presentados al PRI y le ordenó que diera el trámite legal de publicidad y rindiera los informes circunstanciados, enviando los medios de prueba que estimara convenientes.

El partido no cumplió en los plazos que se le otorgaron en el expediente JDC-010/2021. En el otro, el JDC-011/2021, se solicitó una prórroga para proporcionar lo requerido, pero tampoco hubo cumplimiento.

En sesión del 17 de abril, el pleno del órgano jurisdiccional acordó la acumulación de los expedientes y reencauzó la petición a la Comisión Estatal de Justicia Partidaria del PRI.

La instancia partidista tampoco cumplió en el plazo que se le fijó. El promovente del juicio dijo que esa omisión viola sus derechos político-electorales y pidió al tribunal que emitiera un medio de apremio y ordenara a la comisión priista que resolviera el medio de impugnación. Fueron en total tres avisos al PRI y a la fecha no ha cumplido la orden. Hay multas para Torres Rivas.

Entrevistado sobre el tema, Mario Farfán Estrada, secretario jurídico y de Transparencia del Comité Directivo Estatal del PRI, informó que el caso fue turnado a la Comisión Nacional de Justicia Partidaria debido a que el órgano local fue disuelto por el caso de Pavón Flores.

Esa instancia, apuntó, deberá responder en los plazos impuestos por las autoridades electorales (Continuará).

El PRI Candidaturas

Un precandidato impugnó las postulaciones del partido a las diputaciones locales.

Pide que se informe

El promovente, José Ricardo Mañé Lara, considera que se violaron los derechos de quienes se registraron en la contienda interna y pide que el PRI informe de los criterios que siguió al designar candidatos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here