Con »tendencia favorable»

0
58

Especialista alerta de falsa seguridad ante la pandemia

La letalidad y los contagios son dos de los indicadores que no disminuyen en este período de semáforo amarillo de la pandemia de Covid-19, por lo que el especialista en inmunología clínica Manuel Baeza Bacab sugiere no disminuir la aplicación de las medidas preventivas establecidas por las autoridades de salud.

Entrevistado sobre la ampliación de la reactivación económica, el levantamiento de varias restricciones en movilidad, aumento de aforos y autorización de nuevas actividades sociales y deportivas que están vigentes desde ayer, el doctor Baeza Bacab hizo un repaso sobre el impacto del coronavirus en Yucatán.

Hasta el 13 de mayo de 2021, en Yucatán se habían reportado 38,373 casos de Covid-19 con 4,130 defunciones, lo que representaba una letalidad global de 10.7% y una mortalidad de 179 por 100,000 habitantes.

La secuela de ‘Borat’ presenta su primer tráiler

En las últimas tres semanas se detectaron 1,723 casos nuevos del coronavirus (82 casos diarios en promedio). Aunque en este período se observa una tendencia a la baja, en los últimos cinco días hay un alza de los casos confirmados de 41 a 70.

Este aumento en el número de contagios no parece corresponder a la movilidad relacionada con las festividades del Día de las Madres, por el poco tiempo transcurrido.

En relación con los fallecimientos, en el período señalado se han presentado 144 defunciones (siete por día), una cifra que se mantiene estable. Sin embargo, la letalidad todavía se mantenía elevada (8%), pues los fallecimientos no han disminuido en la misma proporción que los casos de contagio del coronavirus.

Por otro lado, el número de pacientes hospitalizados también mostraban una tendencia baja, aunque sostenida, a la disminución, ya que en el período analizado pasó de 160 a 141.

¿Cuál es el panorama que se vislumbra con la mayor apertura?, se le preguntó.

“Las cifras de la pandemia proporcionadas puntualmente por las autoridades de salud de Yucatán muestran una tendencia favorable, lo que ha permitido incrementar las actividades sociales, económicas y educativas, aunque no autorizan a cambiar a semáforo verde”.

“Ojalá esas cifras no generen una falsa expectativa de seguridad en la población, ya que la pandemia no se ha controlado, aunque aparentemente ha disminuido su transmisión comunitaria, pero con oscilaciones marcadas”, apuntó.

“Como señalé en una nota previa (30 de abril pasado, Diario de Yucatán), el riesgo de una recaída grave es poco probable, sin embargo, es un riesgo latente, ya que a las actividades mencionadas se añade un componente que puede ser explosivo: las campañas políticas partidistas y las votaciones del 6 de junio, dos procesos presenciales que si no se vigilan correctamente podrían detonar nuevos casos con una mayor hospitalización y, por ende, mayor mortalidad”, advirtió.

“La pandemia de Covid-19 nos ha enseñado que la mejor prevención que se ha logrado, es aplicar la sana distancia, el uso de cubrebocas y las medidas higiénicas, pues la transmisión de la enfermedad es de persona a persona. Por tanto, en las próximas semanas no debemos omitir, ni siquiera disminuir estas medidas preventivas”.

“El mayor riesgo se relaciona con el incremento de la movilidad aunada a la falta de uso o uso inadecuado del cubrebocas. Una acción obligada en las actividades sociales, pues para comer y beber se tiene que retirar, y si se realiza durante eventos masivos en sitios cerrados se eleva la posibilidad de transmisión de la enfermedad”.

“No debemos olvidar que las personas que han completado su esquema de vacunación solo deben retirarse el cubrebocas cuando se reúnen con otras personas vacunadas y que los individuos no vacunados no deben retirarse el cubrebocas cuando se reúnen con personas no vacunadas y vacunadas”.

El especialista dijo que por el momento la vacuna tiene un fuerte componente individual, pues evita que las personas se enfermen, principalmente de forma grave, pero su beneficio comunitario (inmunidad de rebaño) todavía está muy lejos de lograrse. Sin embargo, si bien lento, el programa de vacunación federal muestra un avance en diferentes grupos poblacionales, como el personal educativo que está en proceso de registro y próximamente la vacuna a las mujeres embarazadas.

Además, es muy loable el esfuerzo realizado por el gobierno estatal para vacunar al personal de salud que no labora en instituciones públicas.

Adolescentes

El doctor Baeza Bacab dijo que ojalá como ocurrió en Canadá y Estados Unidos se inicie muy pronto la vacunación de adolescentes de 12 a 15 años.

Medidas

El panorama de control de la pandemia luce favorable para Yucatán, siempre y cuando permanezcan las medidas de prevención “que nos han mantenido a salvo”, y también es importante que las autoridades vigilen en forma estricta la correcta observación y cumplimiento de las disposiciones.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here