Líder obrero: “Mínima afectación a la clase trabajadora”

0
62

La flexibilidad de horarios en las empresas permite que el “toque de queda”, dispuesto por el gobierno del Estado para disminuir la movilidad en Yucatán que ayude a bajar los contagios de Covid-19, tenga mínimas repercusiones en la clase obrera yucateca, manifestó el presidente del Congreso del Trabajo, Pedro Oxté Conrado.

El dirigente señaló que sí hay retrasos en la entrada de los trabajadores, pero más bien no es por la restricción de horarios, sino por las largas filas de usuarios del transporte urbano “que todavía no resuelve la Dirección de Transporte y son un foco de contagio permanente por la aglomeración y falta de respeto a la sana distancia”.

También explicó que desde la aparición de la pandemia del coronavirus las empresas esenciales que tenían tres turnos reacomodaron sus horarios laborales y los acortaron hasta las 9 de la noche en el segundo turno, o hubo empresas que dieron transporte a sus colaboradores.

Con las empresas que no son esenciales no hay problema porque los horarios son antes de la entrada en vigor del horario del “toque de queda”, de 9 de la noche en la zona costera y de 10:30 de la noche en los otros municipios hasta las 5 de la madrugada.

Este reacomodo de horario laboral permite que la mayoría de los trabajadores tenga oportunidad de abordar camiones o combis urbanos para que lleguen a sus casas. Sin embargo, el problema visible está en las mañanas cuando deben entrar al trabajo porque los paraderos generan largas filas de personas que van al trabajo y hay una larga espera para viajar a los centros de trabajo.

“Hay empresas que ajustaron su horario porque ya no tienen la misma productividad de antes y por la restricción de horario de los vehículos algunos trabajadores se desesperan por llegar a su casa después de salir de su trabajo”, señaló.

“La afectación a la clase trabajadora por la prohibición del tránsito es mínima, pero sí hay quejas de trabajadores de varias ramas que por necesidad salen tarde de sus centros de trabajo, es un problema serio porque deben buscar cómo llegar a su casa antes que dejen de circular vehículos”, dijo.

Oxté Conrado informó que solicitan a las empresas que ajusten los horarios laborales para que los trabajadores puedan cumplir con el “toque de queda” dispuesto por la Secretaría de Salud y el gobierno del Estado.

“Ahorita sí está muy complicadísimo el contagio del coronavirus, hay empresas que de verdad apoyan a sus colaboradores, les dan equipos de seguridad, a los vulnerables los mandaron a sus casas, pero aun así hay compañeros que ya están contagiados”, indicó. “Los que no tengan por qué salir, es mejor que se queden en sus casas, que no se expongan”.

El líder estatal de la CROC destacó que donde hay un potencial foco de infección muy grande es en los paraderos del transporte urbano de la ciudad y pidió al gobierno del Estado que meta más unidades en las rutas donde hay aglomeraciones, que desconcentre los paraderos para que la gente respete la sana distancia y que los inspectores de transporte sean más estrictos para hacer cumplir las medidas sanitarias.

“Una alternativa para solucionar ese problema de aglomeración de gente en los paraderos es meter más unidades. Hay empresas concesionarias que no están moviendo todas sus unidades y pueden entrar a reforzar las rutas para que cumplan con la sana distancia dentro del autobús y en el paradero”, indicó.

“Me comentan los trabajadores que usan el transporte público que en los paraderos de las colonias sí se respeta la sana distancia, el problema está en los paraderos del centro de la ciudad, principalmente de las rutas del norte. Es un riesgo hasta para los operadores que viajen con gente achocada, que se aglomeren en las filas por tanto tiempo y que no respeten la sana distancia. Hace falta un poco más de colaboración de los

concesionarios para resolver este problema grave”.

Quienes sí manifiestan perjuicios por el “toque de queda” son los taxistas y mototaxistas afiliados a la CROC porque solo les permiten llevar un pasajero por unidad, el trabajo está bajo y ahora con la restricción del horario para el tránsito tienen que acortar sus servicios, con lo cual disminuyen sus ingresos.—Joaquín Chan

Muchos taxistas tienen parado sus unidades por falta de pasajeros porque solo pueden llevar a una persona y no hay muchos viajes.

Además, como protección de los taxistas acondicionan sus vehículos con paños de acrílico para dividir a los pasajeros cuando autoricen que ya pueden llevar a dos pasajeros.

La misma queja ya plantearon los conductores de las aplicaciones de “apps” y piden autorización para que lleven a dos pasajeros porque generalmente quienes piden el servicio son dos o tres familiares.

La restricción del tránsito nocturno afecta severamente al transporte de pasajeros, como lo señaló el gerente regional de ADO, Eduardo Córdova Balbuena quien, como publicamos anteayer, reveló que esa medida ocasionó que la empresa cambiara de logística aproximadamente 20 servicios y disminuyera un 15% sus ventas de boletos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here