Transportistas piden mayores subsidios: no hay para el combustible

0
80

Los empresarios camioneros ya hicieron una propuesta al gobierno del estado para mejorar la movilidad en esta pandemia, pero hasta hoy no da una respuesta, indicó David Esteban Quintal Medina, presidente del Consejo de Administración de la empresa Micro Expreso Urbano.

La principal propuesta es que la autoridad permita que los autobuses vayan con los asientos ocupados y algunas personas paradas, pero distribuidas a lo largo de la unidad. Todos los pasajeros deberán usar cubrebocas y caretas protectoras.

Además, refirió, los empresarios continuarán con las estrictas medidas de desinfección de las unidades, que los operadores usen los equipos de protección personal y que todas las unidades circulen con las ventanas abiertas para que el medio ambiente disipe los riesgos de contagio de coronavirus.

Según Quintal Medina, el gobierno del estado pide que los autobuses urbanos coloquen paños acrílicos o plásticos entre asiento y asiento, pero es incosteable y también porque esos materiales serían fuentes de riesgo de contagio por el contacto con las personas.

Se le preguntó por qué no aumentan el número de autobuses en las rutas del norte, donde se aprecia mayor amontonamiento de usuarios en los paraderos.

El entrevistado respondió que no sale el costo de operación y necesitarían que les reintegren con puntualidad los 50 centavos de la disminución de la tarifa que el gobierno de Yucatán acordó el 9 de febrero de 2019.

También que aumente el subsidio que reciben o que otorguen un subsidio adicional, pero con un porcentaje bien definido porque ahora nadie sabe de cuánto es porque hay variabilidad de cantidades.

“Es sencillo, si saco otro autobús para alguna ruta con saturación, siempre llevará 20 personas. El costo del pasaje no da para pagar ni el diésel y después de la hora pico de la mañana, de 6 a 9, ya no hay gente, es que así la unidad irá vacía”, señaló.

“¿Cómo vamos a sacar más unidades si no hay para pagar el combustible y a los operadores? Necesitamos un apoyo económico adicional. Ya pedimos al gobierno del Estado que aumente el subsidio que nos da por persona transportada y que pague a los cinco días del cortejo de boletos de las tarifas bajas”.

A su decir, “necesitamos un subsidio adicional para operar, está comprobado, ya le dimos los números al gobierno sobre la descapitalización del transporte público. Después de cada turno no tenemos dinero para pagar de contado el combustible de los autobuses urbanos”.

Quintal Medina señaló que ya se le dieron todas las alternativas al gobierno para que se reduzca el amontonamiento en los paraderos del Centro.

Asimismo, comentó, los empresarios camioneros ya dijeron que respaldan la propuesta de la Cámara de Comercio de Mérida sobre la reubicación de algunos paraderos en las partes donde hay aceras amplias en la Plaza Grande, para que guarden la sana distancia, y los horarios escalonados de entrada al trabajo para que no haya amontonamiento porque son sugerencias correctas, pero no hay respuesta alguna ni creen que les harán caso.

“Están tomando medidas unilaterales. Quieren que pongamos paños de acrílico o plástico al interior de los autobuses entre los asientos, es un gasto incosteable porque no tenemos liquidez”, reiteró.

“Con mucho esfuerzo damos mantenimiento a las unidades para que no se queden varadas en los talleres, no hay dinero para pagar el costo del combustible ni se pueden renovar los camiones por falta de ingresos. Las últimas unidades nuevas que entraron al servicio fueron las de la Alianza de Camioneros, nadie ha cambiado sus unidades, están viejas y cada vez más deterioradas”, lamentó.— Joaquín Chan Caamal

“Ojalá que lo que decidan sea a favor de los usuarios. Ojalá que se quiten de la mente que pasar uno o dos paraderos en las aceras más anchas de la Plaza Grande sea para acercar los paraderos a los negocios, en la Plaza Grande no hay muchos negocios, se pueden contar”, dijo.

“Si están buscando disminuir los contagios por el amontonamiento, deben autorizar que en los camiones la gente vaya sentada, que lleven a 60 personas en vez de 20. Es lógico que si los camiones van con poca gente, la tardanza para que llegue otro es mayor”.

Se le informó que el 6 de agosto la secretaria general de Gobierno, María Fritz Sierra, dijo que el gobierno trabaja con expertos en transporte público en una propuesta que se dará a conocer próximamente.

“Ojalá que lo que decidan sea a favor de los usuarios”, dijo. “Es lógico que si los camiones van con poca gente, la tardanza para que llegue otro es mayor”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here