En Tailandia, monos son esclavizados por industria del coco: PETA

0
29

En la regiones de recolección de cocos en Tailandia, monos son esclavizados como mano de obra para bajar la fruta de árboles muy altos, según una investigación de la organización de Personas por el Trato Ético de los Animales (PETA).

Los animales asisten a escuelas para aprender a realizar el trabajo forzado e, incluso, deben participar en competencias de recolección organizadas en las granjas.

El coco es utilizado para la fabricación de productos derivados como leche, carne, harina y aceite, entre otros. PETA señaló como principales responsables a la empresa Chaokoh y a la Asociación de Procesadores de Alimentos de Tailandia.

En la investigación se detalla que los monos son son sacados de su hábitat natural cuando son bebés, se les entrena para recolectar cocos y viven atados por el cuello con collares de metal, incluso les llegan a extraer los dientes en caso de que intenten defenderse.

Investigadores de PETA Asia visitaron granjas de cocos y documentaron el maltrato y explotación que viven los monos. Por ello, desde 2019 alertaron al gobierno tailandés, pero indicaron que no se han tomado medidas significativas para poner fin al uso de los animales.

La organización indica que se ha utilizado un sistema de auditorías engañoso e inadecuado, con lo que se ha diferido la información a las compañías y consumidores sobre el trabajo forzado de los monos en su cadena de suministro de coco.

«Las auditorías simuladas y las promesas falsas no han liberado a los monos de una vida de cadenas y del trabajo forzado en las granjas de coco de Tailandia», señaló la presidenta de PETA, Ingrid Newkirk.

PETA publicó un nuevo video para mostrar entrevistas realizadas a gente de la industria. En él se expone que las granjas ocultan a los monos hasta que los auditores se van y que compran monos sin registrarlos, siendo que su registro en Tailandia es un requisito legal.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here